El Racing continúa con paso firme

Copia (2) de Diario de Ferrol-2016-03-28-033-b96eff78_1
|

 

El Racing mantiene el paso firme para acabar la ligar regular en la primera posición. Ayer, el equipo ferrolano superó a un Cacereño al que se le van acabando las opciones para continuar una temporada más en Segunda B. Fue después de completar un partido en el que los jugadores del cuadro verde hicieron lo que más les interesó en todo momento, con Héber Pena como estrella con luz propia en el campo Príncipe Felipe, al provocar el penalti que significó el primer gol y marcar después el segundo para los suyos.
Héber Pena protagonizó también las oportunidades iniciales del choque. La primera, tras una internada que acabó con asistencia a Garrido que, solo frente al portero Montiel, no fue capaz de batirle por bajo. La segunda, rebasado el cuarto de hora de juego, tras una incursión suya por la banda derecha que terminó con pase a Joselu, que en una posición muy favorable, cruzó demasiado la pelota. El caso es que los jugadores de Miguel Ángel Tena, poco a poco, se fueron haciendo con la manija del partido, mientras que a los locales les costaba mucho aproximarse a la portería defendida por Mackay. Y es que en defensa el Racing presionaba bien la creación del Cacereño, lo que impedía que el balón llegase con criterio al área racinguista.
Tan solo en el tramo final de la primera mitad el Cacereño se estiró algo en busca de la meta racinguistas, tomando más la iniciativa. Sin embargo, el cuadro local siguió abusando de los pases en largo, lo que le llevó a perder muchas veces el balón.

protagonista
Nada más comenzar la segunda mitad, un derribo sobre Héber Pena cuando se colaba en el área por línea de fondo fue penalizado con penalti. El disparo desde los once metros fue convertido por Joselu y, de esta manera, el Racing ya estaba por delante en el marcador. El gol obligó al Cacereño a convertirse en protagonista en la segunda mitad, pero en ese escenario el cuadro extremeño no respondió, sino que en realidad fue un auténtico manojo de nervios y precipitación.
De hecho, poco después Héber Pena reclamó otro derribo dentro del área y Nano a punto estuvo de establecer el 0-2 en el marcador del encuentro, pero su cabezazo salió excesivamente cruzado, mientras que por el bando local solo Valverde, con una bonita jugada individual que finalizó con un disparo a la media vuelta que golpeó en un defensa para irse a córner, le causó peligro a la escuadra verde.
El Cacereño volvió a la carga poco después a través de una acción a balón parado que remató Ismael, la mejor opción de las locales en todo el encuentro, pero que Mackay desvió a córner “in extremis”. Solo quedaban veinte minutos para el final del partido y el técnico Ángel Marcos arriesgó colocando una línea defensiva de tres jugadores para tener más presencia en ataque. Y el Racing, que estaba a la espera de su momento,  lo encontró a falta de cinco minutos para llegar al final del tiempo reglamentario tras un saque de esquina a favor del cuadro local. El rechace se convirtió en una contra y Héber Pena, después de una gran cabalgada, se plantó solo ante el meta Montiel, lo batió y “mató” el partido.

El Racing continúa con paso firme