Las lonjas de Barallobre y Ferrol vendieron más de 100.000 kilos de almeja de la zona B de As Pías

Subasta almeja zona B en la cofradía de Barallobre
|

Las lonjas de las cofradías de pescadores de Ferrol y Barallobre subastaron entre julio y noviembre más de 100.000 kilos de almeja babosa extraída de la zona B de As Pías. La cantidad no incluye, pues, todo el periodo en el que esta área, comprendida entre los extremos del puente y los muelles de Astano y Caranza, estuvo clasificada de este modo, es decir, mayo y junio.
En estos dos meses la Consellería do Medio Rural e do Mar limitó la extracción en la zona a dos jornadas, las de los jueves y los viernes, mientras que en los siguientes se autorizó todos los días laborables de la semana. Si se tuvieran en cuenta esas semanas se añadirían otras 25 toneladas a la cantidad inicial. Esos más de 125.000 kilos suponen, según los datos del propio departamento autonómico, más de la mitad del que hasta ahora –235 toneladas– ha pasado por las rulas de Curuxeiras y Barallobre.
La posibilidad de recolectar bivalvos en una zona B conlleva una serie de ventajas que no existen si el banco del que se extrae está catalogado como C. Cabe recordar que el marisco de estas autorizaciones tiene que pasar por la reinstalación en las bateas o bien permanecer en una zona B durante al menos dos meses para poder, posteriormente, venderse a centros de depuración homologados, donde se completará el proceso de reducción de carga microbiana hasta parámetros de zona A, que son los que se necesitan para que el marisco pueda venderse directamente al consumidor. El producto de zona B, por lo tanto, se ahorra ese paso inicial.
Los datos de la Consellería do Medio Rural e do Mar señalan asimismo que al concluir este año habrá aumentado la cantidad de almeja babosa que ha entrado en los circuitos comerciales legales con respecto al ejercicio anterior.

Las lonjas de Barallobre y Ferrol vendieron más de 100.000 kilos de almeja de la zona B de As Pías