Esquerda Unida teme por el futuro del edificio de la Fundación Novacaixagalicia

el inmueble fue comprado a defensa en una subasta pública d.a.
|

El pleno convocado para esta mañana a las diez debatirá cuatro mociones de la oposición, que ayer presentó algunas de las propuestas que elevará a la corporación en la sesión ordinaria. Así, el orden del día incluye una iniciativa de Esquerda Unida que, al hilo de la venta de las cajas de ahorro y en concreto de Novagalicia Banco, rechaza esta posibilidad y defiende que, ahora que el capital es mayoritariamente público, es el momento de crear una banca pública que lleve a cabo un trabajo social. Pero Esquerda Unida muestra además una preocupación especial en el caso de Ferrol: el futuro del edificio de la Fundación Novacaixagalicia en la plaza de la Constitución, la antigua sede del Gobierno Militar. El concejal Suso Basterrechea explicó que en su momento fue muy cuestionado que fuese lo que entonces se denominaba Caixa Galicia la que adquiriese el citado inmueble, unas críticas acalladas con la “coartada”, dijo el edil, de que el edificio se mantendría en el ámbito social.
Ante las dudas que se suscitan sobre el futuro del patrimonio inmobiliario y cultural de la Fundación, Basterrechea pedirá en el pleno que el edificio del Cantón sea declarado de interés para el Concello, una figura “simbólica” pero a través de la cual se pretende garantizar que el Ayuntamiento pueda tener cierto margen de maniobra si el inmueble se destina a determinados fines, entre los que el edil citó como ejemplo su hipotética conversión en pisos de lujo.
Basterrechea aludió asimismo a que la entidad bancaria que se haga con Novagalicia Banco en ningún caso mantendrá la totalidad de la red de oficinas que ahora tiene, con lo que determinados barrios y sobre todo las zonas rurales corren el riesgo de quedarse sin servicio.
Por otra parte, Esquerda Unida presenta otra moción sobre el servicio de socorrismo en las playas, demandando la gestión directa desde el Concello. Basterrechea calificó de “desastre” el funcionamiento de este año, en que el salvamento se encomendó a la empresa Tragsa con una importante merma, dijo, de las condiciones en que los socorristas desarrollan su trabajo. EU demanda asimismo la ampliación del período de vigilancia de las playas desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre.

Esquerda Unida teme por el futuro del edificio de la Fundación Novacaixagalicia