La Xunta asegura que atiende con la máxima celeridad las incidencias del plan de transporte

Copia de El Ideal Gallego-2017-09-21-019-a085ec15
|

El director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, defendió que la puesta en marcha del nuevo plan de transporte “no puede ser más positivo”, más allá de las incidencias “del día a día” que se atienden “rápidamente”.

Así lo expuso en respuesta a preguntas del BNG y el PPdeG en la comisión de Ordenación Territorial del Parlamento gallego celebrada ayer. Remarcó que “se aseguró” que no dejase de haber transporte público “ni un solo día” en Galicia, tras la renuncia en unas 600 líneas, a la vez que se “blinda” el empleo en el sector.

“Como es lógico, hay incidencias, desajustes que tratamos de resolver con la máxima agilidad”, explicó, los cuales “estaban previstos en los propios pliegos”, pero la Xunta actúa con la “máxima celeridad posible” para corregirlos, “trabajando con los ayuntamientos”. Sobre el funcionamiento del transporte escolar compartido, subrayó que se puso en marcha un plan de inspección de Mobilidade, apoyado por la Guardia Civil, y se constata que funciona “sin mayores incidencias, dentro de la normalidad”.

En esta línea, resumió que el nuevo plan “es una oportunidad”, “más útil” para los vecinos, así como “viable” para el sector y “sostenible”. Aquí, resaltó que 21 de 41 contratos fueron a parar pymes o UTE, de forma que hay 50 pequeñas y medianas empresas “con algún grado de participación”.

Ayuntamientos

Con todo, Ignacio Maestro se quejó de que solo contestaron a la Xunta “menos de la mitad” de los ayuntamientos a los que se envió cuestionarios para la implementación del nuevo modelo, pero garantizó que “las puertas de la participación no se cerraron nunca y siguen abiertas”.

Así, señaló que los ayuntamientos que “más se implicaron desde un primer momento obtuvieron mejores resultados”, pero “algunos dejaron los deberes para el último momento”. Sin embargo, dejó claro que este es un plan “dinámico y vivo”, el “primer paso para 2019”.

Además, señaló que las reclamaciones de cambios de nuevos horarios y paradas “será algo bastante habitual” por parte de municipios y usuarios, ante lo que destacó la “rápida respuesta que se está dando ahora mismo a estas peticiones”, pues más de la mitad recibidas “se han implementado”. 

En cambio, Luís Bará (BNG) tachó de “experimento fallido” y “chapuza” el nuevo plan de transporte, con un “deficiente trabajo de consultoras” en una planificación que “no tiene que ver con el territorio”, unido a la “falta de diálogo” e “incumplimientos de pliegos”. También criticó que el transporte escolar compartido “no lo está usando nadie”, al tiempo que puso ejemplos de mal funcionamiento, como es el caso de una línea de A Pastoriza en la que los alumnos llegan 20 minutos tarde al centro escolar. 

Por su parte, Martín Fernández Prado (PP), puso en valor las “mejoras” del plan de transporte, con nuevos servicios en zonas rurales, por lo que aseguró que no hubo “ni chapuza ni prisas, y “se respondió adecuadamente”. l

La Xunta asegura que atiende con la máxima celeridad las incidencias del plan de transporte