Demasiados rumores y muy pocas certezas

El cuadro verde tratará de formar una plantilla para quedar lo más arriba posible en la tabla | daniel alexandre
|

Han pasado ya dos semanas desde que acabase el campeonato liguero del grupo 1 de Segunda B y el Racing sigue a la espera de definir su futuro. Desde que el Concello de Ferrol anunciase su intención de poner a la venta el paquete accionarial que tiene en esta sociedad anónima deportiva, los movimientos han sido escasos, por no decir nulos, en lo referente a cómo será el primer equipo de la entidad, que la próxima temporada jugará en la categoría de bronce.


A la espera de que el Concello pueda satisfacer las cantidades que tiene comprometidas con el Racing, son muchos los rumores que rodean al día a día de la entidad de la ciudad naval, pero pocas las certezas. La más esperada es el pliego de condiciones que el organismo municipal pretende imponer en la venta de sus acciones. Una vez que se abra el concurso será el momento en el que muchos de los grupos inversores de los que se ha venido hablando como interesados en hacerse con parte de los títulos de la sociedad –tanto de Galicia como del extranjero– presenten sus ofertas de cara a entrar en el accionariado de la entidad verde.

Futbolístico
Una vez se resuelva el aspecto económico y se sepa con qué presupuesto va a hacer frente el Racing a la temporada que viene, será el momento de acometer la confección de la plantilla. El dinero del que disponga el cuadro verde marcará si se diseña un equipo con el objetivo de meterse entre los cuatro primeros de la tabla clasificatoria para luchar por el ascenso o si, por contra, se tiene que conformar con un grupo cuya principal aspiración sea la permanencia.


Por ahora, asegurada la continuidad de diez jugadores. además del técnico Miguel Ángel Tena, el cuadro verde tiene una buena base desde la que hacer frente a un trabajo que espera que le sirva para hacer frente a la temporada que viene. La continuidad del portero Mackay, de los defensas Víctor Vázquez, Nano, Maceira y Borja Freire, de los centrocampistas Gonzalo, Armental y Brais Abelenda y los delantero Joselu y Mendi –además de la aportación de algunos de los juveniles que ya han trabajado esta temporada de forma habitual con la primera plantilla– parecen un primer paso para que el cuadro verde puede luchar por acabar en una mejor posición que en esta campaña y, además, enfrentarse a los otros objetivos que le surjan al equipo ferrolano medida que avance el torneo.

Demasiados rumores y muy pocas certezas