El Somozas quiere hacer valer su mayor necesidad

|

La competición liguera vuelve para el Somozas tras poco más de 48 horas de su derrota frente al Noia. Casi sin tiempo para pensar en las causas de esa resultado, el calendario lo lleva a enfrentarse al Ourense esta tarde –19.00 horas, Manuel Candocia– con motivo de la antepenúltima jornada del campeonato liguero, en el que su objetivo es el de ganar para acercarse –o tal vez volver a colarse en ellos– a los cuatro primeros puestos de la tabla clasificatoria, los que acaban clasificando para la fase de ascenso a Segunda B.
El cuadro verdiblanco espera hacer notar lo que se juega en este partido, mientras que su rival –con la permanencia ya asegurada y sin posibilidades de colarse entre los cuatro primeros– apenas tiene objetivos. “Espero que se note... pero nunca sabe”, explica el entrenador del Somozas, Míchel Alonso, que recela de que la falta de presión del cuadro ourensano haga que sus jugadores, de un potencial que parecía llamarlos a estar más arriba en la tabla clasificatoria, ofrezcan su mejor versión para darle un susto a su adversario.
A pesar del escaso margen de recuperación entre el último partido y este –“nunca viví algo similar”, reconoce Míchel Alonso–, toda la plantilla, salvo el lesionado de larga duración Duque y Catali, a la espera de conocer el diagnóstico exacto de su problema en la rodilla, está en condiciones físicas de jugar. Incluso recupera para este choque a Hugo Criado, Jacobo y Quique Cubas, baja por sanción en el último encuentros. Serán argumentos para que el cuadro verdiblanco se pueda llevar la victoria y acercarse a los cuatro primeros.
A partir de ahí, la visita del domingo el campo del Negreira y el último partido en casa frente al Villalonga –ambos se jugarán el domingo, a partir de las 18.0 horas– determinarán si el Somozas se clasifica para la fase de ascenso.

El Somozas quiere hacer valer su mayor necesidad