Una prueba de solidez

entrenamiento racing Garrido
|

Si la primera defensa del liderato del grupo I fue en A Malata, la segunda será en campo contrario. Además, en uno que le va a plantear dificultades. Y es que la hierba artificial en la que el Racing se va a enfrentar al Izarra esta tarde –17.00 horas, Merkatondoa– impide desarrollar el juego combinativo que tanto le gusta a la escuadra ferrolana. Al contrario, este choque lo obligará a hacerlo de manera directa, un estilo con el que no se encuentra tan cómodo, aunque también es capaz de lograr buenos resultados. Es lo que necesita para sumar los tres puntos que lo mantegan, con toda seguridad, en lo más alto de la clasificación de la categoría.
Será uno de estos encuentros que tienen el guion escrito de antemano. El juego directo que se va a ver motiva que rechaces, segundas jugadas y acciones a balón parado sean lo más decisivo. De ahí que el Racing tenga que adaptarse cuanto antes al escenario y tener una concentración máxima para evitar incurrir en fallos que pueden tener muy malas consecuencias. A partir de la solidez defensiva, el equipo ferrolano tratará de sacar partido de las ocasiones que tenga para marcar algún tanto en un campo que, en lo que va de competición liguera, solo ha visto un par de goles de todas las formaciones que han ejercido de visitante.
El liderato también se juega en el choque que a poco menos de cincuenta kilómetros de distancia enfrenta al Logroñés y al Racing de Santander. El grupo riojano es en la actualidad, a tan solo un punto de distancia, el principal perseguidor del cuadro verde. Por su parte el cántabro, que empezó el campeonato como principal favorito a ser el campeón, se juega en este encuentro muchas de sus opciones a acabar la liga regular en lo más alto de la tabla clasificatoria. Así que de este resultado también dependerá que el equipo ferrolano siga de líder, algo que conseguirá desde el instante en el que el conjunto logroñés no gane.

ESTRENO
El Racing se presenta de estreno a este partido. La llegada de Garrido y Kike Márquez, los dos jugadores procedentes del Cádiz, pretende darle al equipo ferrolano un salto de calidad para luchar por el ascenso. Uno de ellos, el mediocentro Garrido, debutará como titular en el partido de esta tarde, en el que espera confirmar que es un especialista en dar equilibrio al equipo en el que juega. Mientras, el mediapunta Kike Márquez, sea titular o no, seguramente tendrá opciones de jugar a lo largo del compromiso, algo que el cuadro verde espera aprovechar para darle más alternativas al cuadro verde a lo largo del enfrentamiento de hoy.
Por lo demás, el Racing apostará por los jugadores habituales a lo largo del campeonato. Ya sin la presencia de Piette, Marcos Álvarez o Jaume Vidal, será el turno de que el cuadro verde empiece a demostrar que, de todas formas, tiene potencial suficiente como para luchar por el título del grupo I de la categoría, paso previo a la luchar por el ascenso a Segunda que pretende.

Una prueba de solidez