Las empresas de EEUU en España piden flexibilidad laboral y una tributación fiscal más razonable

|

El presidente del American Business Council (ABC), Miguel Carmelo, aseguró que las grandes empresas estadounidenses con presencia en España abogan por un marco laboral más flexible y por una mejor tributación fiscal, “más razonable”.

Carmelo, que acaba de relevar a Marcos de Quinto al frente de esta asociación que reúne a compañías estadounidenses con una importante actividad en España, explicó que las perspectivas de estas empresas han “mejorado mucho” con la recuperación económica y que ABC está observando que hay nuevas inversiones en nuestro país.

Añadió que las relaciones comerciales entre España y Estados Unidos son “excelentes”, pero que hay un “margen de mejora” en varios aspectos.

Según los datos facilitados por American Business Council, las empresas estadounidenses representan el 7% del PIB español y dan trabajo directo o indirecto a más de 300.000 trabajadores en España.

Sin embargo, el presidente de ABC argumentó que en España resultará “imprescindible” ser competitivos para mejorar así la productividad, y abogó por una “tributación razonable” para las filiales de las empresas estadounidenses que pagan impuestos en España y que, según Carmelo, “llevan en su ADN” la reinversión de sus beneficios en investigación, desarrollo y tecnología.

Además, en el terreno laboral, Carmelo opina que la reforma del mercado de trabajo, aprobada por el Ejecutivo, “es insuficiente”, y cree que se debe profundizar “ligando salarios a productividad, potenciando los convenios particulares entre empresa y trabajadores y adoptando medidas que frenen el absentismo laboral”.

Otro aspecto por el que la asociación recibe “reiteradas quejas” de las compañías estadounidenses es el exceso de trámites burocráticos en España.

Explicó que la Ley de Emprendedores del año 2014 mejoró la situación en este sentido, pero considera que aún debe trabajarse más.

La seguridad jurídica –continuó Carmelo–es otra de las cuestiones en las que se debe poner el acento para atraer nuevas inversiones a España.

Por otra parte, Carmelo subrayó que las empresas estadounidenses del ámbito tecnológico valoran el talento de los profesionales españoles y señaló que aunque hace unos años había pocos centros de investigación y desarrollo, ahora empieza a ser competitivo frente a otras naciones del entorno.

Junto a la tecnología de la información, con empresas como IBM, HP u Oracle, Carmelo destacó la presencia en España de compañías estadounidenses de la industria del automóvil (Ford o General Motors), así como la actividad del sector farmacéutico (Pfizer o Johnson & Johnson) o el sector de la consultoría y la banca de inversión (Deloitte, PwC o JP Morgan).

El presidente del ABC es un defensor a ultranza del Tratado de Libre Comercio que se está negociando entre la Unión Europea y Estados Unidos, porque cree que favorecerá la relación comercial a ambos lados del océano.

Las empresas de EEUU en España piden flexibilidad laboral y una tributación fiscal más razonable