Altos cargos del PSOE critican la “inexplicable” cesión de cuatro senadores a los independentistas

|

La cesión de senadores del PSOE a los partidos Esquerra Republicana (ERC) y Democracia y Libertad (DL, la marca de Convergencia) para que puedan constituir grupo propio en la Cámara Alta no ha sentado bien a algunos altos cargos socialistas, que no dudaron ayer en criticar abiertamente esta decisión, aunque la acatan como miembros del partido.

Así, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, consideró “inexplicable” la decisión del PSOE de prestar senadores a formaciones que “están trabajando para irse de España”, para que estas puedan conformar grupo parlamentario.

En cualquier caso, añadió que él asume y respeta tal planteamiento porque “es la decisión que se toma por parte de la dirección del partido”, pese a que insistió en que “no” la entiende.

“Yo tengo muy claro que en política aunque las cosas sean difíciles de explicar si se explican se pueden entender. Y luego hay cosas que son inexplicables, y yo esto no lo entiendo. No lo entiendo, la dirección del partido ha tomado esa decisión que yo asumo porque lo tengo que asumir, pero no lo entiendo”, señaló.

hábitos a erradicar

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón y secretario general del PSOE en la Comunidad autónoma, Javier Lambán, manifestó al respecto que “hay determinados hábitos parlamentarios que habría que erradicar de forma definitiva”. Lambán argumentó que este tipo de acciones “en el fondo no dejan en buen lugar a las instituciones, ni al sistema”.

El líder de los socialistas aragoneses precisó que tiene que “aceptar las explicaciones” del portavoz del PSOE en la Cámara Alta, Óscar López, de que esta decisión es producto de “la reproducción de un hábito del Senado y el Congreso, algo que ellos llaman cortesía parlamentaria y que ha sido habitual desde el arranque mismo de la democracia”.

Sin embargo, incidió en que “convertir a algunos diputados en tránsfugas por un día para que pasen de un grupo a otro y de esa manera salvar de forma subrepticia un Reglamento me parece que es algo que se tendría que evitar en el futuro”.

Lambán subrayó que esta decisión “no quiere decir, en absoluto, que el ámbito de exploración de alianzas que vaya a desarrollar Pedro Sánchez para tratar de ser presidente del Gobierno vaya a ir más allá de Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida”, y enfatizó que considera “absolutamente indeseable cualquier tipo de colaboración activa o pasiva con los grupos independentistas”. 

andalucía, nada que decir

El PSOE andaluz rehusó por su parte realizar una valoración sobre la decisión del partido de prestar temporalmente dos senadores a ERC y otros dos a Democracia y Libertad, apuntando que ha sido una decisión que han tomado tanto la dirección federal como la del grupo socialista en el Senado.

“Nosotros no tenemos nada que decir a ese respecto, porque es una decisión que ha tomado la dirección del grupo parlamentario y la dirección del partido a nivel federal”, tó el portavoz del grupo socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez.

“No vamos a hacer ningún tipo de valoración”, recalcó Jiménez, tras ser preguntado sobre si les parece bien o no esa decisión de la dirección federal y del grupo socialista en el Senado.

Cuestionado también sobre si esa cesión temporal de senadores infringe lo acordado en la última reunión del Comité federal del PSOE, Mario Jiménez señaló que dicho órgano no se pronunció sobre esa cuestión y que la decisión que se ha tomado es de la dirección del grupo en el Senado y de la dirección federal.

sin contrapartidas

Ante estas críticas, el portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, volvió a negar que todo esto responda a una negociación con ERC y DL sobre el futuro Gobierno e insistió en que se trata de mera cortesía parlamentaria, a la que también está dispuesto el PP en el Congreso para que esas dos mismas formaciones tengan también grupo.

López admitió que la situación política es diferente y que cambia el significado de algo habitual en el pasado, el préstamo de senadores, y que por eso mismo se “requiere normalidad”. 

Altos cargos del PSOE critican la “inexplicable” cesión de cuatro senadores a los independentistas