“El partido fue más para acabar en empate que en otra cosa”

Míchel Alonso y Luisito se saludan antes del comienzo del encuentro javier cervera/diario de Pontevedra
|



Sin querer profundizar en la acción que decidió el encuentro, un penalti pitado por una falta cometida fuera del área que le costó la tarjeta roja a Víctor Vázquez –“creo que sí es expulsión, pero parece que la acción es fuera del área. De todas formas, prefiero no opinar”, fue de lo poco que concedió–, el técnico del Racing, Míchel Alonso, cree que el partido “fue más para un empate que para otra cosa”. El preparador, de todas maneras, sí destacó que “por fases estuvimos bien, mejor que en otros partidos. Aún nos falta, pero la sensación que tengo es que pudo ganar cualquiera... y ganó el Pontevedra”.
El entrenador, de todos modos, admitió que el Racing no estuvio demasiado bien en la primera parte del encuentro –“hubo una fase, más o menos entre el minuto 15 y el 30, en la que no estuvimos bien, porque nos crearon ocasiones por empuje”, recordó–. Sin embargo, Alonso destacó que “en la segunda parte estuvimos un pelín mejor que el Pontevedra”. De hecho, a su juicio la jugada que acabó suponiendo el gol del Pontevedra fue lo que el cuadro granate esta buscando. “Nos estaban dando el balón, se estaban dejando dominar para que, en una vuelta, pasase algo así”, explicó antes de subrayar que “durante el segundo tiempo se jugó casi siempre en el campo del Pontevedra y tuvimos el dominio con balón”.

contratiempo
El preparador, que echó en falta algo más de practicidad en los jugadores que dirige –“fue demérito nuestro, porque le dimos carnaza al Pontevedra”, reflejó–. también destacó que la lesión de Juan Martínez fue la peor noticia que sacó del partido de ayer. En primer lugar, por el estado físico del jugador, que espera que no tenga nada importante. Y después porque su cambio “te trastoca todo, porque es un futbolistas que llena muy bien el centro del campo. Nos iba a ayudar a robar balones no tan atrás como pasó en el primer tiempo... pero tuvimos que cambiar todo lo que teníamos pensado”.

“El partido fue más para acabar en empate que en otra cosa”