La Guardia Civil da un “golpe definitivo” a ETA al descabezar su última cúpula

|

La Guardia Civil, en colaboración con las fuerzas de seguridad francesas, descabezaron ayer a la cúpula de ETA con las detenciones de David Pla e Iratxe Sorzabal en una operación que supone “un golpe mortal” a la estructura encargada de gestionar el arsenal del que aún dispone la banda.

En la operación, desarrollada en la localidad francesa de Saint Étienne de Baigorry, en el departamento de Pirineos Atlánticos, fueron arrestadas dos personas más: Pantxo Flores, propietario de la casa rural donde se escondían los dirigentes de ETA y que ya fue arrestado en 2007 por su relación con la banda, y Ramón Sagarzazu Gaztelumendi, Ramontxo, antiguo jefe del aparato internacional de la organización terrorista.

Pla y Sorzabal dirigían el “aparato político” de la banda terrorista y eran los encargados de tratar de obtener contraprestaciones por la capitulación definitiva de ETA, además de gestionar el arsenal armamentístico y explosivo del que aún disponen.

Ambos formaban, junto con Josu Ternera, la cúpula de ETA y fueron los encargados de la lectura del comunicado en el que se anunció el “cese definitivo” de la actividad armada de la banda, así como del intento de negociación política que se frustró en Noruega, país del que fueron expulsados. Desde entonces, la lucha antiterrorista les situaba en Francia, donde ayer fueron detenidos gracias a la colaboración de la Guardia Civil y la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) francesa.

La detención supone un “golpe contundente” a la banda que, a juicio de Interior, dificulta que ETA “pueda perpetuarse como un agente influyente en el escenario político y social en el País Vasco, Navarra y sur de Francia”.Un golpe asestado con una operación a la que han bautizado como Pardines, en homenaje al guardia civil José Antonio Pardines, considerada la primera víctima mortal de ETA, asesinado en 1968 en Villabona (Guipúzcoa) en un control de carretera.

certificado de defunción

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmó que las detenciones suponen el “descabezamiento absoluto” de la banda terrorista y añadió que ETA es desde hace tiempo “un cadáver al que le falta expedir el certificado de defunción”.

Un mensaje similar al que lanzó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien recordó a ETA que la única vía que tiene es la “disolución incondicional”, y al del líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien demandó a la organización terrorista su “completa y pronta disolución”.

David Pla Martín, nacido en Pamplona hace 40 años, fue portavoz de la ilegalizada organización juvenil Jarrai y candidato por Herri Batasuna en las elecciones municipales de 1995 antes de formar parte del comando Aragón, los años 1999 y 2000.

En 2000, fue detenido en Zaragoza por su pertenencia al comando de liberados Eskiula y condenado a seis años de prisión por integración en banda armada. En 2006 fue puesto en libertad y en abril de 2010 detenido de nuevo en Hendaya (Francia) en el marco de la operación Halboka contra la estructura orgánica de ETA dedicada a mantener la disciplina de los presos.

Tras su puesta en libertad por las autoridades judiciales francesas, pocos días después de su detención en abril de 2010, David Pla pasó a la clandestinidad y siguió vinculado al “aparato político” de ETA, del que llegó a ser su máximo responsable.

La Guardia Civil da un “golpe definitivo” a ETA al descabezar su última cúpula