El Intasa cede ante un Dumbría más efectivo

As Pontes Copa Galicia de voleibol entre el Intasa
|

El Intasa San Sadurniño sigue mudando la piel para hacer frente a la segunda y decisiva vuelta de Superliga. Ayer en As Pontes soltó alguna que otra escama, si bien no las suficientes como para mostrar su nueva cara e imponerse al Dumbría –que había ganado al Emevé en la semifinal por 0-3–. Una formación de A Costa da Morte que, si bien no desplegó un juego brillante sobre la pista pontesa en la final de la Copa Galicia, sí que fue mucho más efectivo que el grupo que dirige Charly Suárez, que cedió por un marcador de 3-1. 
Con un pabellón no lleno pero sí con un buen número de aficionados tanto del vecino San Sadurniño –incluido el alcalde, Secundino García– como del Dumbría, así como del Emevé y Zalaeta que poco antes habían afrontado la final femenina, el Dumbría –que recordemos milita en Superliga 2 en la que ocupa la segunda posición del grupo A– no tardó mucho en recibir su primer regalo de este 2019, una primera manga en la que dejó claro que también los favoritos tienen que pelear por los títulos. 
Tras el 19-25 de este primer set, y con el Intasa poniendo en liza a algunos de sus menos habituales como Trillo o Monterroso –cabe destacar la ausencia de Fran Fernández que, tras probar, unas molestias en la rodilla le obligaron a ver el choque desde el banquillo–, los de Suárez parecían sacudirse el frío que reinaba en la pista pontesa. Parga, Blanco y un Girard que ayer ofreció sus mejores momentos hasta la fecha en las filas del Intasa “espabilaron” el marcador de los de San Sadurniño que hasta el 20-20 ofreció algo más que el inicio del choque. Pero los finales siguen atragantándosele a los locales, y no solo en Superliga, ya que el Dumbría fue capaz de “espantar” a los leones azules para situar el 0-2 en el marcador (22-25). 
Y cuando peor se ponen las cosas más parece despegar el Intasa, al menos por un corto trayecto. Y ese fue ayer una tercera manga en la que, a pesar de los errores de ambos, se pudo ver el mejor voleibol de la final en los dos bandos. Los remates de Girard, Vitaly y Uxío, y ya con el colocador Portero en pista, llevaron a un disputadísimo final de set, recordando a los buenos duelos de los de San Sadurniño y, además, con final feliz para los de Suárez (25-23). Un 1-2 que, sin embargo, quedó en agua de borrajas para el Intasa, que no fue capaz de mantener en su conjunto esta intensidad. El Dumbría se fue yendo aprovechando más su juego efectivo que vistoso, así como los errores de los azules, sumando una renta de hasta diez puntos. Uno de los protagonistas de la noche, el canadiense Girard, dio el relevo al juvenil Javi García que asimismo solventó con creces sus minutos en pista con un par de destacados puntos para los suyos, si bien de nuevo insuficientes. La traca final del Intasa, con Uxío y Vitaly como punta de lanza, se quedó solo en ruido, con el Dumbría levantando la copa y el Intasa pensando ya en Soria.

El Intasa cede ante un Dumbría más efectivo