La última semana de mes comenzó con un atropello y un aparatoso choque en Catabois

Paso de cebra Irmandiños
|

Las comarca de Ferrolterra inició la que será la última semana de enero con dos accidentes automovilísticos que se saldaron con sendos heridos leves. El primer incidente tuvo lugar pasadas las 07.30 de la mañana en el paso de peatones de la intersección entre la calle dos Irmandiños y la cuesta de Mella. Según el informe del servicio de emergencias, un vecino de Ferrol –de 44 años y que responde a las iniciales de F.D.P.– se encontraba cruzando la vía cuando vio aproximarse a un Renault Megane que se detuvo para cederle el paso. Desafortunadamente, el vehículo que iba detrás no se percató de esta maniobra, colisionando con el primero y lanzándolo contra el desprevenido peatón.


Al lugar del accidente se desplazó, advertida por el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias-112, una unidad de atestados de la Policía Local y una ambulancia asistencial de Urxencias Sanitarias de Galicia-061. Pese a que el atropello no fue a excesiva velocidad, el hombre tuvo que ser trasladado al centro hospitalario “Arquitecto Marcide”, pues se quejaba de un intenso dolor en la parte superior del brazo.


Horas más tarde, en torno a las 15.35, otro accidente sucedió a la altura del número 672 de la carretera de Catabois, frente a la floristería del Castillo. Según el informe de atestados la conductora se sintió indispuesta mientras conducía, sufriendo un vahído y perdiendo el control de su vehículo, impactando contra otros dos que se encontraban estacionados en el arcén. Afortunadamente la mujer no sufrió heridas a consecuencia del impacto, pudiendo ser atendida en el acto por los servicios de emergencia que acudieron al lugar.

Doce positivos
Por otra parte, la Policía Nacional ofreció ayer el balance de los controles de alcohol y drogas realizados en las carreteras de la comarca a lo largo del fin de semana. El documento detalla que se efectuaron 60 pruebas fijas –con una duración máxima de dos horas– en las cuales cuatro conductores ofrecieron resultados positivos en consumo de estupefacientes y bebidas espirituosas.
Por otra parte, se realizaron múltiples dispositivos dinámicos con el fin de evitar los grupos de aviso en las redes sociales y que lograron descubrir a ocho vecinos conduciendo bajo la influencia de substancias no permitidas. En total fueron doce las personas acusadas de esta conducta, tres de ellas imputadas por un delito contra la seguridad vial.

La última semana de mes comenzó con un atropello y un aparatoso choque en Catabois