Cerca de un centenar de ocupantes de Recimil formalizan sus alquileres

Barrio de recimil
|

El proceso de regularización de viviendas del barrio de  Recimil concluye su primera fase y formalizará en breve 94 contratos, para propietarios con derechos plenos de  uso.
Las solicitudes de regularización que se presentaron ascendieron a 374, de las que el Concello resolvió 313, la mayoría de ellas–288– de modo favorable. Solo 25 fueron denegadas por  no cumplir con las bases –se regularizan ocupaciones anteriores al 30 de junio de 2013–.
 Las características de estas peticiones aprobadas responden a inquilinos que tienen derecho a una renta bonificada, 190, aunque 98 no cuentan con esa ayuda  y deberán abonar los alquileres a precio de mercado, como marca, resaltó el alcalde, Jorge Suárez, la legislación, en relación a las críticas surgidas por el incremento de los precios tras la actualización.
Así las cosas, Suárez insistió en que un porcentaje muy alto cuenta con bonificaciones de hasta el 75%, atendiendo a la situación social y a las rentas, lo que hacen que, en todo caso, los precios sean asumibles. Así, el regidor puso como ejemplo que una pensión no contributiva tendrán un precio que no superará el 10% de lo que cobran, por lo que cada situación tiene su alquiler, en un abanico que va desde los 30 a los 300 euros. La subida, indicó el alcalde “é exponencial, pero cando se pasa de pagar 50 céntimos ou tres euros  a unha cuantía maior, é lóxico”.
El próximo lunes concluye este proceso y, tras analizar toda la documentación presentada hasta el momento, el número de interesados en regularizar su caso es de 94. Este será, por el momento, el número de contratos de alquiler que se firmen ya con estas nuevas condiciones y derechos plenos de uso.
El procedimiento no ha estado exento de críticas, aunque, en este sentido, el alcalde llamó la atención sobre el hecho de que de las 27 alegaciones presentadas al proceso, 25 de ellas procedían de la Asociación de Vecinos El Pilar del barrio y resaltó que “traballamos polos veciños, pero hai que ser riguroso”.
El alcalde indicó que es necesario hacer una reflexión sobre el barrio de Recimil y si se quiere que sea sostenible es necesario invertir en él. Las rentas adaptadas y regularizadas permitirán, explicó, ampliar los presupuestos de actuaciones destinadas al barrio, además de blindar contratos para los inquilinos.
Esta es una primera fase del proceso que se pretende ampliar a más niveles, dedicando más pisos a usos sociales y dignificando el barrio.
También se encuentra en proceso el alquiler de bajos comerciales –se están redactando los pliegos–. En este sentido, el alcalde indicó que se está trabajando en establecer una cadencia suficiente –entre seis y diez años– con el fin de que compense la reforma profunda que necesitan muchos de ellos.
Se excluye del listado de locales en alquiler el situado al lado del antiguo Bambú Club se reservará para futuros usos públicos de ocio, educativo o para entidades o asociaciones. n

Cerca de un centenar de ocupantes de Recimil formalizan sus alquileres