Concello y UDC sellan su colaboración para “habitar” el edificio intergeneracional

|

El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, y el rector de la Universidade da Coruña, Xosé Luis Armesto Barbeito, firmaron ayer un convenio de colaboración que permitirá, casi cuatro años después de que terminasen las obras de construcción, habitar el edificio intergeneracional que impulsó el bipartito de la Xunta en 2007. Ambos organismos constituirán en cuestión de días una comisión mixta que se encargará de casar la demanda de mayores y jóvenes, con la intención de que las viviendas estén ocupadas de inmediato.
Tal como explicó el rector, el acuerdo suscrito ayer tiene el objetivo de hacer más accesible el alojamiento a estudiantes “e que os maiores podan convivir con persoas novas e intercambiar experiencias con elas”. El alcalde, por su parte, destacó que se trata de “unha iniciativa novidosa en Ferrol e en Galicia”. El primer paso será crear una bolsa de alojamiento con personas mayores de 60 a 65 años que quieran acojer a un estudiante a cambio de una ayuda que ellos mismos acordarán –puede ser, por ejemplo, compartir los gastos de luz o agua y el acompañamiento a las citas medicas– y abrir un plazo de solicitud para alumnos del campus de Ferrol. La comisión mixta, formada por el Concello y la Universidade, se encargará de valorar y resolver las peticiones, así como de hacer un seguimiento del programa de convivencia.

inversión de 3,4 millones
El gobierno bipartito que presidió Emilio Pérez Touriño impulsó en el año 2007 la puesta en marcha de este proyecto pionero en Galicia. A finales de aquel año comenzaron las obras, en las que se invirtieron 3,4 millones, en una parcela de Telleiras propiedad de la Consellería de Vivenda y con una superficie de 1.454 metros cuadrados. A comienzos de 2010, ya con Núñez Feijóo en la Xunta, la construcción estaba terminada.
Han sido, por tanto, casi cuatro años de parálisis para un edificio que alberga un total de 44 viviendas –26 de un dormitorio, 18 de dos y siete adaptadas para personas con algún tipo de discapacidad–, todas con salón, cocina y baño y con superficies útiles que oscilan entre los 40 y los 57 metros cuadrados, con trastero y garaje–. n

Concello y UDC sellan su colaboración para “habitar” el edificio intergeneracional