El gobierno de Ares aprueba el Plan Xeral entre las críticas del colectivo vecinal

La Casa do Concello albergó ayer la sesión plenaria, de carácter extraordinario | meis
|

El gobierno de Ares –PSOE-NAL y Son de Ares– aprobó ayer el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) ante el descontento manifiesto de cerca de un centenar de vecinos que acudieron a la sesión y llamaron la atención sobre las alegaciones presentadas al planeamiento que, como sostuvieron no fueron refrendadas por el gobierno. En este sentido, desde el PSOE se apuntó durante los últimos meses que se les daría respuesta tras la aprobación provisional. Un extremo reiterado ayer por el alcalde durante uno de los momentos de mayor tensión de la sesión. “Las alegaciones se desestiman con la aprobación provisional”, indicaba Julio Iglesias.
A juicio del gobierno local, que se lamentó de no contar con el respaldo de BNG y PP para la aprobación del texto, culmina así “un largo período redactando y planteando ante las administraciones el nuevo documento que regirá las normas urbanísticas del municipio durante los próximos años”. El documento será ahora remitido a la Xunta que será la encargada de proceder a su aprobación definitiva.
El PXOM incorpora seis núcleos nuevos con respecto al plan de 1999 –Carballo, San Roque, camino de Pedrós, Loureiros, A Rúa y Rodelas– que se suman a los que ya existían de Alto de Simou, Pedrós, O Penedo, Maiobre, Besoxo, Lubre, Barracido, Ixobre, O Pallizo, A Malata, Carballás, A Solaina y el nuevo núcleo resultante de la fusión de Curmá, Mazaido, As Pezoas y O Raso.
Otra de las mejoras que contempla el nuevo documento será la dotación de suelo para equipamientos, previniendo la ejecución de infraestructuras como un nuevo cementerio y otro centro escolar.
Tanto BNG de Ares como el Partido Popular han reprochado al ejecutivo local la falta de tiempo para estudiar debidamente el documento.

El gobierno de Ares aprueba el Plan Xeral entre las críticas del colectivo vecinal