El PP acusa al ejecutivo local de mantener cerradas las oficinas de atención al ciudadano

|

El grupo municipal del PP y en su nombre la portavoz, Martina Aneiros, denunció ayer que se mantengan cerradas las dos oficinas de atención al ciudadano que existían en los barrios de Serantes y Caranza y que pretendían la descentralización de las gestiones administrativas para las que hay que acudir al Palacio Municipal.

Aneiros recordó que ambas oficinas se pusieron en marcha en el anterior mandato tras aprobarse una moción, por unanimidad, planteada precisamente por Esquerda Unida, partido del que procede el alcalde, Jorge Suárez.
La edil popular acusa al ejecutivo de “falta de interés por la participación ciudadana, que se queda solo en palabras y que desapareció tan pronto como Jorge Suárez llegó al gobierno local”. Así, recordó que las dos oficinas llevan cerradas un año cuando se trata de un servicio básico y fundamental en dos importantes zonas de la ciudad, la de Caranza, por ser el barrio con mayor población y que además cuenta con una unidad básica de trabajo social, y en Serantes para canalizar las peticiones de los vecinos del rural.

Aneiros critica que se alegue falta de trabajadores cuando “llevan meses contratando personal administrativo para otras áreas, algo que el PP no pudo realizar durante el anterior mandato. Está claro que a la participación ciudadana no le da prioridad”.


El PP denuncia, asimismo, la pérdida de subvenciones para contratar educadores sociales, técnicos de deportes, personal para normalización lingüística, etc y hablan de “tirar el dinero de otras administraciones y no mantener estas oficinas abiertas porque no tienen personal”. Exigen, por tanto, la reapertura de las mismas.

El PP acusa al ejecutivo local de mantener cerradas las oficinas de atención al ciudadano