Un punto para cerrar el año 2020

Yeferson Quintana protege la pelota ante la presión de Cristóbal Gil | la gaceta de Salamanca
|

No superó el Racing todos los retos que se había establecido para el partido de ayer frente al Guijuelo, pero al menos hacerlo con uno –fue el primero en marcar esta temporada en ese campo– le permitió sumar un punto. Es un botín insuficiente para cerrar 2020 entre los tres primeros de la tabla clasificatoria pero, al menos, le permite no salir de vacío de un encuentro muy complicado por el escenario y que, además, acabó en inferioridad numérica por la expulsión de Quintana.

Cumplió el encuentro lo que se esperaba de él. Sobre un escenario complicado para combinar la pelota, que es lo que quería el Racing, el partido vio cómo era el equipo salmantino el que, en los primeros minutos, se aproximaba con más claridad a la meta contraria. Un par de intentos de Zamorano y un disparo lejano de Kike Pina que Diego Rivas tuvo que despejar con problemas a córner fueron, de hecho, las mejores ocasiones de un tramo inicial en el que el cuadro verde tan solo dispuso de ocasión de marcar en una volea de Fer Beltrán que se fue algo desviada.

No se encontró cómodo el Racing en ningún momento de la primera parte y, a cambio, su adversario se fue acercando cada vez más a la meta rival. Así, tras unos minutos de tranquilidad en los que parecía que las cosas podían dar la vuelta, el Guijuelo encontró el premio del gol a través de una rápida transición tras un saque de esquina favorable a su rival.  En ella, la colada de Kike Pina por la banda izquierda terminó con un centro que, rematado por el delantero Pino, adelantó a la escuadra “chacinera” poco antes de llegar el intermedio.

 

Cambio

La desventaja en el marcador obligó al Racing a cambiar en la segunda parte. Al menos en cuanto a actitud. De ahí que, a pesar de un par de contras en las que el Guijuelo estuvo cerca de marcar el segundo gol, el partido empezó a jugarse de manera casi exlusiva en campo local. El paso adelante que dio el equipo ferrolano –también en lo referente al once que estaba sobre el terreno de juego tras la entrada de Peñaloza en sustitución de Seoane– le hizo acercarse con más peligro a la portería local, y generar más ocasiones, con el paso de los minutos.

Tanta insistencia encontró premio cuando quedaban más de veinte minutos para el final del partido con el gol de David Rodríguez que, aprovechando un pase de Joselu, cruzó la pelota al fondo de las mallas de la portería local. Parecía el inicio de un tramo en el que el cuadro verde iba a dar el resto en busca de la victoria... pero esa impresión no duró más que un cuarto de hora. En una acción sin aparente peligro, el defensa Yeferson Quintana vio dos amarillas consecutivas y dejó al Racing en inferioridad para el tramo final del choque.

En esta situación, el Guijuelo intentó aprovechar la delicada situación de su adversario para ganar y el Racing mantener lo que tanto le había costado conseguir. De ahí que el partido discurriese hacia su final sin apenas peligro.

Un punto para cerrar el año 2020