El Parador rechaza la terraza de San Francisco por su estado de degradación

|

La idea de que una de las instalaciones acristaladas  de los jardines de San Francisco se destinase a terraza del Parador de Turismo parece descartada. Así lo indicó recientemente el regidor, Jorge Suárez, que mantuvo en el Concello una entrevista con el director del Parador ferrolano, José Antonio Cedena, y señaló que no se ajustaba a las necesidades del Parador.
Ahora, es el propio establecimiento el que señala que aunque tienen el mismo interés que en 2012 en explotar esa terraza, “la nueva propuesta del Consistorio, con ostensibles cambios de la propuesta anterior, unido al deterioro y abandono actual de la pérgola, ya no se adapta al uso al que se pretendía destinar, como terraza de verano, lugar de celebraciones, presentaciones, conciertos o actos culturales de otra índole”.
Las causas que indica el Parador de Turismo de Ferrol son “los actos de vandalismo que ofrecen una clara imagen de degradación de las mismas, lo que impiden aceptarlas en esas condiciones, una situación que el Ayuntamiento deberá revisar”.
El Parador recuerda que en 2012 vio la posibilidad de ampliar sus servicios cuando el Ayuntamiento –entonces gobernado por el PP– ofertó la opción de utilizar el exterior de las instalaciones en los jardines de San Francisco, con lo que consiguió que la empresa pública no cerrase, ni de manera temporal ni definitiva este establecimiento.
Según el plan de negocio que se realizó entonces, esta terraza contribuiría a incrementar los resultados y, de paso, mejoraría el ambiente urbano de la zona, con lo que se pretendía crear un atractivo más para los ferrolanos y turistas. En aquel entonces, el alcalde José Manuel Rey y la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó, llegaron a acuerdos para que Paradores permaneciese en la ciudad y fortaleciese así “la marca turística Ferrolterra”.
Según explican desde Paradores, se trabajó de manera conjunta en actuaciones de promoción y comercialización, y entre otras la posibilidad de explotar la terraza enfrente del Parador, “cuyo gran atractivo y formidables vistas, ayudaría sin duda a la captación de clientes de calidad y al desarrollo del turismo en la zona, teniendo en cuenta el gran potencial de este sector para la economía comarcal”.
En el nuevo mandato, sin embargo, se desechó por parte del gobierno actual este ofrecimiento, ya que las obras por las que se construyó es espacio acristalado formaban parte del plan Urban e impedía la explotación hostelera del mismo. Como finalmente esta obra se retiró del plan europeo, se retomó el ofrecimiento y ahora parece ser el Parador el que no contempla esa utilización del espacio.

El Parador rechaza la terraza de San Francisco por su estado de degradación