Noriega rechaza “retroalimentar” las tensiones entre Beiras y Yolanda Díaz

17/06/2016 El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, y su concejal de Movilidad,Jorge Duarte. Las plazas de aparcamiento serán sólo para residentes y se reducirán los 11 buses urbanos que pasan cada hora a cuatro POLITICA ESPA
|

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, rechazó ayer “retroalimentar” las “contradicciones internas” y las “distorsiones puntuales” que se producen dentro de las confluencias después de que el veterano Xosé Manuel Beiras (Anova) asegurase que Yolanda Díaz (EU) tuvo con él un comportamiento “ingrato y desleal”. Preguntado en rueda de prensa sobre las afirmaciones vertidas por Beiras, Noriega expresó su “respeto” por “las opiniones de cada uno”, pero declinó comentarlas “en estos momentos”.

Lo que sí explicó Noriega es que, a medida que se avanza en la “acumulación” de fuerzas, el proceso de unidad popular se vuelve “cada vez más complejo”, y que eso “provoca contradicciones internas y distorsiones puntuales”. No obstante, prefirió quedarse con “lo evidente: que cada vez hay más retorno de la gente de lo común”.

“Más allá de las contradicciones y de determinadas cuestiones puntuales que puede haber dentro del proceso, lo que es innegociable es que fuera, en la gente de lo común que lo está apoyando, de alguna manera, cada vez más, se está primando el esfuerzo que están haciendo todas las partes”, sostuvo Noriega. Es por ello que se mostró “convencido” de que, en las elecciones generales del próximo día 26, los resultados de En Marea “aún serán mejores” que los cosechados el pasado 20 de diciembre, cuando se hizo con seis diputados.

Así pues, a modo de conclusión, el regidor compostelano subrayó que el apoyo social de las confluencias es “lo único” que le “interesa”. “Lo otro (las declaraciones de Beiras) forma parte de valoraciones personales que puedo entender y respetar, pero que no voy a retroalimentar en ningún momento”, zanjó. 

Recientemente, Beiras reivindicó que su formación política ha “dado ejemplo” en el proceso de En Marea para mantener la “unidad popular” para las elecciones generales del próximo día 26, aunque advirtió de que esta formación también tiene “límites”, igual que él mismo “tiene límites”. “Hay límites éticos, ¿está claro?”, remarcó. 

A preguntas sobre si Anova se siente dolida con los demás socios de la coalición por cómo transcurrieron las negociaciones de las últimas semanas, incluidas las discrepancias por la composición de la candidatura A Coruña, Xosé Manuel Beiras aclaró que “no acostumbra a adoptar” posiciones en esos términos, si bien admitió que “Anova es consciente de los defectos que hubo” en el proceso. “Lo que pasa es que tenemos que ser muy conscientes de que hay un enemigo común que hay que derrotar. Anova opera con este criterio y damos ejemplo y, por lo tanto, los demás cuadros políticos, aquellos que no operen así, es su responsabilidad. Nosotros apostamos por la unidad popular y no está en peligro la unidad popular”, enfatizó Xosé Manuel Beiras.

Noriega rechaza “retroalimentar” las tensiones entre Beiras y Yolanda Díaz