La perla atlética, con denominación de origen “Ferrol”

kevin posa con la camiseta del atlético de madrid en su última visita a la ciudad naval luis polo
|

El Atlético de Madrid deposita en Kevin Steven Caicedo Sinisterra (Cali, 1996), un joven con denominación de origen “Ferrol”, parte de sus esperanzas de futuro. El jugador, nacido en Colombia, se trasladó con su familia a la ciudad naval con cuatro años. Aquí creció y empezó a desarrollar sus habilidades futbolísticas, que poco a poco a despertaron el interés de los “grandes” de España hasta que el Atlético lo fichó. Ahora, su evolución presagia que ante él aparece un futuro prometedor y, por eso, la entidad “colchonera” lo ha renovado por las próximas tres campañas.
Solo un año después de llegar a Ferrol, Kevin empezó a jugar a fútbol sala en la escuela de O Parrulo, para después hacerlo en el Sartaña y decantarse finalmente por el fútbol. Fue durante su primer año de alevín cuando empezó a practicar este deporte en las filas del Racing, para enrolarse la siguiente en el Galicia de Caranza, club en el que estuvo también en la edad infantil hasta que fichó por el Atlético al iniciarse su etapa en la categoría cadete.

CRECIMIENTO
El club “colchonero” ha sido el escenario en el que se ha confirmado como gran promesa. Ya lo dejó entrever en su segunda temporada de cadete, cuando se proclamó campeón de la liga madrileña después de marcar cerca de 30 goles. Mientras, en el ejercicio anterior, siendo juvenil, se estrenó en la Liga Nacional y, pese a que enfrente solía tener a rivales uno o dos años mayores, finalizó con su escuadra en la quinta posición de una competición en la que consiguió siete tantos.
Kevin también participó la pasada temporada en citas internacionales. Así, con el Atlético jugó el Mundialito sub 17, en el que el cuadro “colchonero” llegó a la final, que ganó el River Plate argentino. Además, el seleccionador colombiano de la categoría, Harold Rivera, lo convocó para formar parte del combinado de ese país que participó en un torneo en Chile y la fase de clasificación para el Mundial, en la que el cuadro colombiano quedó apeado en la última ronda.
De todas maneras, el joven no pierde la esperanza de llegar a jugar algún día con la selección española. A la espera de obtener la nacionalidad –su madre inició los trámites en Colombia, pero él espera agilizarlos en Madrid, con la ayuda de su club, una vez que alcance la mayoría de edad–, Kevin admite que “si tuviese la ocasión, creo que me decantaría por España”. Por ahora, el seleccionador español sub 17, Santi Denia, ya ha preguntado por él para jugar con el combinado “rojillo”.
En todo este tiempo, Kevin se ha distinguido por ser un jugador rápido, habilidoso y con facilidad para el uno contra uno. “Me han comparado con Alexis Sánchez y Di María... pero a mí el que más me gusta es Neymar y, además, mis cualidades son parecidas a las suyas”, apunta.

FUTURO
Para esta temporada, su segunda como juvenil, Kevin debutará en la División de Honor en las filas del Atlético Madrileño –el segundo equipo en importancia de la entidad– en una competición en la que se enfrentará a rivales de Valencia y Murcia y en la que espera realizar buen papel. Pero, mientras sigue cubriendo etapas, su sueño más cercano es el de debutar en Primera con la camiseta rojiblanca –“los entrenadores me dicen que siga trabajando duro, que la recompensa está en el trabajo”, revela el futbolista–.
Por ahora, la pasada temporada tuvo la ocasión de ejercitarse una vez con la primera plantilla de la que formaba parte el también colombiano Radamel Falcao, que ejerció como su “padrino”. Él la recuerda como “una experiencia muy bonita” porque, además, le sirvió para darse cuenta de que en el ritmo está la principal diferencia entre los jugadores senior y los de base, además de la experiencia que tienen los más mayores.

La perla atlética, con denominación de origen “Ferrol”