El PP, “satisfecho” del debate, cree que Sánchez se equivocó al buscar el voto de Podemos

|

El PP está “relativamente satisfecho” con el resultado del debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, un “cara a cara” que, para la formación conservadora, ganó su candidato y dejó en mal lugar al líder de los socialistas porque “se pasó de frenada” buscando el voto de Podemos.

Los populares admitieron que esperaban un discurso agresivo del secretario general del PSOE con la corrupción y que sacase a relucir el “Caso Bárcenas” o la trama Gürtel, pero consideraron que Sánchez superó las “expectativas” con sus descalificaciones e “insultos” al asegurar que Rajoy no es una persona “decente”, apuntaron desde Génova.

Para los conservadores, Sánchez impuso ese tono agrio y bronco en el debate para frenar la fuga de votos del Partido Socialista Obrero Español a Podemos y, a su entender, “se equivocó” al buscar ese voto de la formación de Pablo Iglesias porque abandonó el centro-izquierda donde tenía más posibilidades de ganar apoyos para el PSOE.

En cualquier caso, tras este duro debate electoral, la dirección nacional confirmó que no tienen previsto cambiar de estrategia, de forma que Mariano Rajoy seguirá repartiendo las críticas en sus discursos entre el PSOE –alertando de la vuelta al pasado y a las recetas que llevaron a la crisis– y los partidos emergentes –a los que define como “experimentos” con los que hay que “andar con cuidado”–, en alusión a las fuerzas de Pablo Iglesias y Albert Rivera.

En las filas del PP hacen una lectura positiva del resultado del debate porque creen que les ayuda a fidelizar a sus votantes y evitar que puedan tener la tentación de apoyar a C’s. Sin embargo, dudan de que a los votantes tradicionales del PSOE les gustara el “cara a cara” de TVE.

Para el PP, Sánchez estuvo “maleducado” no solo en el contenido sino también en las formas porque interrumpió constantemente a Rajoy que, entre otras cuestiones, “quería hablar más de Cataluña”. En la misma línea, critieron que el moderador, el periodista Manuel Campo Vidal, no fuera un poco más activo e impidiera que Sánchez cortara las intervenciones de Rajoy.

Desde Génova apuntaron a que constatan el cambio que se ha producido entre las elecciones municipales del pasado mes de mayo y el 20-D. Según fuentes de la dirección nacional, la gente está “más animada” y perciben más calor en la calle, algo que llevó al aspirante conservador a dedicar buena parte de la campaña a ofrecer paseos por distintas provincias de España.

A cuatro días de que termine la campaña electoral, fuentes de la formación sitúan al PP por encima del 27% de los votos que recogen gran parte de las encuestas publicadas estos días y hacen hincapié en que el partido “está en tendencia ascendente”, al tiempo que colocan al PSOE somo segunda fuerza y, en tercera posición, prácticamente empatados, a Podemos y C’s.

"Volver atrás"

Uno de los protagonistas, el actual presidente y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, aseguró que “volver atrás” sería un “error” del que “todos” se arrepentirían y que “estabilidad y certidumbre” es lo único que necesita España.

En un mitin en La Rioja en el que no hizo mención directa al debate, sí alertó –en varias ocasiones, además– de los riesgos que, a su juicio, supone volver a las políticas del PSOE.

En este sentido, insistió en que lo que “nos jugamos continuar en la recuperación o ir marcha atrás a políticas que generaron la mayor crisis en décadas” que vivió España. Así, como en TVE, volvió a hacer alusión a la herencia socialista: “No podemos volver al pasado porque ya conocemos cuáles son los efectos que producen las políticas que se aplicaron”, apostilló Rajoy.

Tras asegurar que gobernar “no es fácil”, dijo que el “mayor error” que se puede cometer es “jugar con las cosas de comer”, sentención el líder el PP. 

El PP, “satisfecho” del debate, cree que Sánchez se equivocó al buscar el voto de Podemos