En proceso de adaptación

Racing de Ferrol-Pontevedra
|

Más allá de los resultados, que también son importantes, lo que más le urge al Racing en este tramo inicial del campeonato es adaptarse cuanto antes a la categoría en la que se encuentra. “El objetivo es irse alejando definitivamente de Tercera División, categoría en la que hemos jugado cuatro de las últimas nueve temporadas, y se vaya aproximando al objetivo de la nueva propiedad, que es ir acercándose al fútbol profesional”, dice al respecto un Emilio Larraz que apunta que “cuanto antes lo entedamos, más fácil será estabilizarse”.

A pesar de que casi todos los integrantes de la plantilla racinguista tienen experiencia en Segunda B, el preparador recuerda que en este grupo hay quince futbolistas que la pasada temporada competían en Tercera. Por eso, según apunta, “llevan un año con los ritmos, los niveles de esfuerzo y de exigencia que hay en Tercera en los duelos individuales, los saltos de cabeza, las acciones a balón parado...”.

De ahí que Larraz reconozca que “lo que más nos va a costar es que los futbolistas se adecúen al nivel de exigencia que tiene la categoría: en cuanto a esfuerzo, en concentración, en saber los momentos en los que está un poco mejor o un poco peor...”. Eso sí, el técnico está convencido de que “cuando equilibremos los momentos buenos y malos que estamos teniendo, alcanzaremos el objetivo de ser regulares. Y lo que más me preocupa de eso es que los jugadores lo puedan entender, que tengan el máximo nivel de exigencia para saber dónde están y hasta dónde se puede llegar”.

Peligro
Será esa la manera de que el cuadro verde encuentre una estabilidad en el rendimiento después de tres primeras jornadas ligueras en las que el Racing ha combinado momentos brillantes –como el primer cuarto de hora del partido contra el Pontevedra– como otros no tan buenos –como los instantes iniciales del encuentro frente al Coruxo–. Y, como explica Larraz, “la estabilidad en el rendimiento a lo largo de la competición es lo que te va a dar estabilidad en la tabla”.

De hecho, el entrenador del equipo ferrolano recuerda que “hay que acostumbrarse a recordar que estamos en una categoría en la que es difícil ganar, en la que hay que valorar los empates...”. Y es que Larraz comenta que “todo está muy igualado y hay que ir encontrando el equilibrio en los momentos en que tú estás un poquito mejor o que el rival está un poco por encima”.

En proceso de adaptación