Reportaje | Manos Unidas mejora vidas en El Salvador

Remedios Rey visitó los proyectos en El Salvador durante una semana | d.alexandre
|

Recién llegada de El Salvador, la voluntaria de la delegación ferrolana de Manos Unidas, Remedios Rey, cuenta emocionada su estancia en el país del Pacífico. “Lo que más me gustó no fue mi experiencia personal, que también, sino comprobar de primera mano la labor que realiza allí Manos Unidas, junto con los socios locales; es encomiable y maravilloso”, indica.
Una granja de pollos, talleres de alfabetización, de corte y confección, dos panaderías en la zona rural, una factoría de camarón y su centro de acopio, un proyecto agropecuario –a través del cual, los locales aprendieron a sacarle partido a la tierra y cosechar alimentos que antes compraban en el mercado–, o charlas para fomentar el empoderamiento de la mujer son algunos de los proyectos que lleva a cabo en El Salvador Manos Unidas y los cuales visitó Rey.


“Ves que allí cuando se hace un proyecto, no solamente a esa comunidad sino que ellos mismos se encargan de propagarlos por las distintas comunidades. Y una de las cosas que más me gustó fue el acompañamiento que realiza Manos Unidas allí, porque no se trata de descubrirles la caña y decirles cómo se pesca, sino estudiar cómo se puede mejorar constantemente. Es muy gratificante ver que un proyecto que, en un principio va a beneficiar a 15 familias, se multiplica y llega a 400”, asegura la cooperante.
Tras su experiencia durante una semana, la ferrolana puede sacar una conclusión en claro: “hay una problemática diferenciada entre la zona rural, sobre todo las distancias, y la urbana, donde las maras –mafias locales– están muy presentes”. Con respecto a este último punto, Manos Unidas, en colaboración con organizaciones locales, están intentando “educar en convivencia” llevando clases de pintura, baile, fútbol e impresión de camisetas. “Esa es la forma de ganárselos, porque si vas contra ellos es imposible, por eso la formación de agentes sociales y pastolares tiene tanta importancia”, señala Remedios, que también indica que un socio local suyo se encarga de ofrecer a los niños que andan con sus padres por las calles un servicio de guardería, actividades extraescolares y refuerzo.
Concierto solidario
Este es uno de los tantos proyectos que la delegación de Manos Unidas elige cada año para intentar erradicar el hambre en el mundo y que se financia con los donativos de la gente. “En Ferrol la gente es muy solidaria y presta su apoyo a todo”, aseguran desde la organización.
Así, además de las actividades de cada año –rastrillo solidario antes de navidad, la campaña contra el hambre en febrero o el café solidario en el Casino–, el próximo día 27 Manos Unidas organizará un concierto solidario de Big Band Rock en Afundación. Las entradas ya están a la venta en la sede de la entidad (Magdalena,153) y en www.ataquilla.com a un precio de 6 euros.

Reportaje | Manos Unidas mejora vidas en El Salvador