El Concello quiere adaptar el PXOM a las nuevas normativas en el próximo mandato

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-053d7628
|

La revisión y adaptación del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) a las nuevas normativas autonómica y estatal podría concluir en el próximo mandato. Esas son las previsiones que maneja el actual gobierno municipal, que avanza que así Ferrol “estará á vangarda dos concellos cun plan xeral adaptado á nova Lei do Solo de Galicia”.
El alcalde, José Manuel Rey Varela, y el edil de Urbanismo y Contratación, Guillermo Evia, se reunieron ayer con la empresa Oficina de Planeamento S.A., adjudicataria de la revisión y adaptación del PXOM por un precio de 880.880 euros y un período de cuatro años prorrogables por otros dos.
En el encuentro, tal y como informa el gobierno local, se trasladó a los responsables de la redacción del plan las propuestas que han aportado desde la delegación ferrolana del Colegio de Arquitectos de Galicia. Además se trataron cuestiones como la mejora de las comunicaciones entre barrios y en los ejes transversales de la ciudad. Esto afecta a las carreteras de Castilla y Catabois, As Pías o A Malata, entre otras. La creación de nuevas redes peatonales y de zonas destinadas a espacios libres o la generación de bolsas de suelo empresarial, entre otros aspectos, estuvieron también presentes en la reunión de trabajo.
La revisión del PXOM incluye varias fases que hacen que la redacción de este documento se prolongue en el tiempo durante años. Al anteproyecto de planeamiento le sigue el informe de sustentabilidad ambiental y el documento para informe previo a la aprobación inicial. Después de elaborar el documento para aprobación inicial es el momento de atender a nuevos informes tras la exposición pública y la memoria ambiental. De ahí se llega al documento para aprobación provisional con las adecuaciones que haya habido que hacer durante el proceso previo y, finalmente, el documento de aprobación definitiva.
En la actualidad en Ferrol rige un PXOM que está vigente desde el año 2000.

El Concello quiere adaptar el PXOM a las nuevas normativas en el próximo mandato