Los marineros gallegos hacen visible en Londres su causa contra Noruega

|

Representantes de la asociación de marineros españoles que pide a Noruega el pago de sus pensiones tras estar embarcados en la marina mercante de ese país se concentraron ayer en la plaza de Trafalgar en Londres para “hacer publicidad” de su causa.
Así lo manifestó el portavoz de la asociación Long Hope –integrada por unos 12.000 exmarineros españoles, en su mayoría gallegos, que reclaman al Gobierno de Noruega el pago de sus pensiones–, Alberto Paz Viñas, quien señaló que su propósito es “explicar a Europa lo sinvergüenza y ladrón” que es el país nórdico.

Gira europea
La manifestación de ayer en la capital británica, a la que acudieron una representación de cuatro miembros de la asociación portando tres pancartas de protesta, es la número 92 que convoca la organización y se enmarca dentro de una gira europea que comenzaron en Oslo el pasado mes de diciembre y que les llevará en los próximos meses a Berlín, París, Dublín, La Haya, Ginebra, Roma y Atenas.
Los marineros de Long Hope se vieron obligados por ley a pagar hasta el treinta por ciento de su salario bruto entre 1948 y 1994, años en los que estuvieron embarcados en la flota noruega, aunque, al no vivir en ese país, se les impedía cotizar, motivo por el que ahora no reciben una pensión.
En 2015 interpusieron la primera demanda en Noruega, explicó Paz, y desde entonces se alarga un periplo judicial en el que, por el momento, no han obtenido ninguna sentencia favorable.
Su objetivo es llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo, donde España les ha prometido que se personará en la causa, aunque los marineros le recriminan no “interponer una demanda interestatal”, algo que denuncian que podría hacer ya, “sin necesidad de agotar la vía interna”.
Según el portavoz, el ánimo de Noruega es “dilatar el proceso”, porque los demandantes son “gente mayor, de 65 años de media”, pero aseguró que “no conseguirán sembrar el desánimo” porque cada revés al que se enfrentan les da “más fuerza”. En este contexto, el exmarinero arremetió duramente contra Noruega, a la que acusó de “tener el mundo engañado” al “autodenominarse paraíso y presumir de estar a la vanguardia de Europa”.
“Noruega dice que no éramos residentes en el país pero nosotros siempre hemos trabajado bajo la legislación noruega”, apuntó Paz.
Además de los 12.000 marineros españoles, otros 20.000 de todas las partes del mundo se encuentran en la misma situación que ellos, agregó el portavoz. l

Los marineros gallegos hacen visible en Londres su causa contra Noruega