La amplitud del nuevo espacio en La Marina gana adeptos entre los peatones

Copia (2) de El Ideal Gallego-2015-12-30-007-ef823a1f
|

Ahora es posible recorrer los 55.000 metros cuadrados del paseo de La Marina sin encontrarse con obstáculos. Los obreros retiraron los últimos ayer, revelando un espacio diáfano que hasta ahora estaba oculto por un telón de malla verde. Y es precisamente esa gran extensión, que puede contemplarse de un solo vistazo, lo que asombra a los transeúntes que se aventuran por ella. 
Lo que se abrió al público ayer fue en realidad el tramo que une La Marina con O Parrote, y que fue el último en reurbanizarse. Se esperaba que se abriera mucho antes, pero problemas en la construcción, como el hallazgo de roca a escasa profundidad, influyeron en el retraso.
Eso no quiere decir que ya no haya vallas. Quedan las que cercan la calzada para evitar que los coches invadan la zona peatonal en La Marina. Se supone que son provisionales, a la espera de que todo el tráfico discurra bajo tierra, pero todavía falta por abrir el túnel de O Parrote, de manera que cientos de vehículos circulan aún por allí. 
Una vez esta infraestructura se ponga en marcha, se retirarán las vallas y solo podrá verse en superficie a los buses municipales, así como a los vehículos particulares de los vecinos que se dirijan a sus hogares. Pero todavía no hay fecha para su apertura.

sin excusas
Por eso el concejal popular Martín Fernández Prado exigió al alcalde, Xulio Ferreiro, que “deje de buscar excusas” y abra ya el túnel del Parrote para que “los coruñeses en general, los comerciantes y los hosteleros se puedan beneficiar cuanto antes de esta importante infraestructura”.
Prado mantiene que existen “informes favorables del Ministerio de Fomento” para su puesta en servicio de forma inmediata, “por lo que es necesario que Ferreiro deje de buscar excusas, se ponga a trabajar y abra el túnel cuanto antes, porque si quedase algún detalle pendiente se puede solucionar con la obra ya en servicio”.
“Ya no valen más disculpas sin sentido. Que se ponga el túnel a disposición de los ciudadanos y que se ponga en marcha también el plan de tráfico para la eliminación de la circulación en superficie y la retirada de la vallas”, reclamó, al tiempo que insinuaba que el Gobierno local todavía no ha elaborado dicho plan “porque no trabajan, se dedican a otras cosas como hacerse fotos o actos propagandísticos en lugar de resolver los problemas.
Así que exigió a Ferreiro que deje de perjudicar “a los comerciantes en la época del año de mayor venta, a los hosteleros, a los vecinos de Ciudad Vieja, Monte Alto y Adormideras y a los coruñeses en general” y que abra el túnel.

La amplitud del nuevo espacio en La Marina gana adeptos entre los peatones