Moeche revivió las Revoltas Irmandiñas y la forma de vida propia de la época medieval

Diario de Ferrol-2018-08-19-014-4e2a825c
|

Moeche vivió ayer uno de los momentos álgidos de esta trigésimo novena edición del Festival Irmandiño con la escenificación del asalto al castillo, que tuvo lugar a primera hora de la madrugada. Se trata de uno de los acontecimientos más esperados por los asistentes, que incluye numerosas actividades paralelas, algunas de las cuales se proponen para la jornada de hoy.
La jornada arrancó de buena mañana con la apertura al público del castillo medieval, que albergaba, al margen de los contenidos habituales del Centro de Interpretación en relación con las Revoltas Irmandiñas, hasta finales de mes, una colección de óleos de la pintora valdoviñesa Elvira Méndez. También ayer se celebró una nueva edición del mercado modestino.
La fiesta arrancó a las 13.30 horas con la sesión vermú y una sucesión de actividades en las que no faltaron los juegos tradicionales, donde es habitual que vecinos y gentes llegadas de diferentes puntos de la geografía participen en las competiciones propuestas, especialmente el lanzamiento de altura de alpacas de paja o el serrado con tronzador, entre otros.
Tras los juegos populares llegaron los conciertos de Os Viqueiras, Tanxugueiras, Kepa Junquera, Sorginak, El Diluvi (en la foto) y Ruxe Ruxe. En medio de las actuaciones, sobre las 12.30 horas, la actriz Isabel Risco dio lectura al pregón, repitiendo en este papel protagonista y dando paso al asalto al castillo.
El festival prosigue hoy con una sesión vermú al pie del fortín a cargo de No Combaro. A las tres tendrá lugar la habitual comida campestre. Ya a partir de las 16.30 la música regresa de la mano de Tanxungueiras y Quenindiole. l

Moeche revivió las Revoltas Irmandiñas y la forma de vida propia de la época medieval