La RFEF se toma su tiempo

20 febrero 2019 Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) no pudo tratar a tiempo el caso del argentino Matías Nahuel, que, de este modo, será baja para el partido de mañana con el Málaga, en el que cumplirá el segundo de los dos encuentros de sanción que el impuso el Comité de Competición y que confirmó posteriormente el Comité de Apelación, ambos dependientes de la Federación Española de Fútbol.

Fuentes del TAD confirmaron que la Federación aún no les ha traslado el informe para poder analizar el caso y emitir una resolución.

Las mismas fuentes precisaron que la Federación está todavía en plazo de enviar la documentación puesto que dispone de diez días hábiles desde que recibió el requerimiento por parte del TAD el pasado lunes 18 a primera hora de la mañana. El Deportivo había acudido al Tribunal de Arbitraje el anterior día hábil, el viernes 15.
En consecuencia, el extremo del Deportivo tendrá que cumplir su segundo partido de sanción ante el Málaga.

Si el club coruñés no desiste, podría darse el caso de que el TAD le diera la razón una vez que el jugador ya hubiera cumplido la sanción. En ese caso, sería una victoria moral, ya que, en todo caso, Matías Nahuel podrá jugar el siguiente compromiso, ante el Alcorcón.

El jugador suramericano, que llegó al equipo en el mercado invernal, vio la roja directa en el tiempo de descuento del partido con el Granada (0-1).

El árbitro Pizarro Gómez, del Comité Madrileño, le expulsó, según recogió el acta, por “golpear a un adversario a la altura del cuello no estando el balón en juego”. 

El Deportivo acudió al Tribunal de Arbitraje Deportivo para intentar que el hispano-argentino pudiera jugar con el Málaga. Nahuel cumplió el primer partido de castigo el pasado fin de semana ante el Nàstic de Tarragona y el Deportivo intentó, sin éxito, que pudiera estar disponible ante el Málaga.

El acta y el copia y pega
El caso de Matías Nahuel ha sido rocambolesco. Primero, por la expulsión. A juicio del Deportivo, el acta no reflejó lo que sucedió en el terreno de juego. En opinión del club, el jugador reacciona al ataque de un rival y no le golpea a la altura del cuello como escribió el colegiado.

Por eso presentó un recurso ante Competición. Este Comité cometió un error grave en su resolución ya que hizo un copia y pega de otro recurso, el del Granada por Montoro. A Nahuel le castigó con un partido.

Apelación, siguiente instancia a la que recurrió el Deportivo, desestimó también las alegaciones de los blanquiazules, aunque sí reconoció el error del copia y pega de Competición.

Al Deportivo le quedaba acudir al TAD y así lo hizo. Sabía que el primer partido, ante el Nàstic, tendría que cumplirlo y la esperanza es que le quitaran el segundo, ante el Málaga. Eso, siempre que el TAD pudiera juzgarlo a tiempo. Para ello, dependía de que la Federación remitiera con celeridad su informe, pero no lo hizo. Los Comités dependen de ella y por eso suele apurar los plazos de los que dispone.

La RFEF se toma su tiempo