Acepta cumplir dos años y medio de cárcel por tráfico de drogas y tenencia de armas

Copia de Diario de Ferrol-2014-03-29-014-0a129d22
|

El acusado Miguel Ángel A.L. firmó ayer su aceptación de una sentencia de conformidad por la que se le condena a dos años y medio de prisión y multa de 9.700 euros por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de tenencia ilícita de armas. Se trata de un individuo de 36 años al que la Policía Nacional había realizado registros en abril de 20011 en su vivienda y en la de su madre, en los que halló una importante cantidad de hachís además de una pistola, abundante munición y un lanzagranadas militar antitanque.
Las intervenciones policiales se desarrollaron en la vivienda en la que residía el ahora condenado y en dos trasteros, en la calle Castillo de Andrade, y en el piso de su madre, ubicado en la calle Faxardo.
En el primero de los domicilios los agentes se incautaron de una picadora de marihuana, tres balanzas, una defensa eléctrica y el lanzagranadas, si bien esta arma de guerra era de un solo uso y ya había sido disparada.
Por su parte, en el domicilio de la calle Faxardo hallaron 15 placas de hachís que arrojaron un peso de 1.476 gramos, otros cuatro cilindros con 136,400 gramos de la misma sustancia, 240,800 gramos de cannabis, y un bote de cristal con 0,709 gramos de hachís.
En un tejadillo existente en la terraza de la vivienda había una pistola de la marca “Walther” del calibre 9 milímetros parabellum y cartuchos.
En el cacheo al que fue sometido tras la detención le encontraron 9,762 gramos de hachís, además de comprimidos de Tranxilium y Mirtazapina.
El ahora condenado contaba con antecedentes policiales, por lo que se le aplicó la circunstancia agravante de reincidencia.
En el momento de su detención, la declaración de Miguel Ángel A.L. respecto a la procedencia del lanzagranadas había sido bastante imprecisa, ya que primero dijo que se lo había encontrado en piezas en un barco de su padre y después manifestó haberlo conseguido a través de una tercera persona.

Acepta cumplir dos años y medio de cárcel por tráfico de drogas y tenencia de armas