Miles de personas disfrutaron durante el fin de semana del Feirón Medieval eumés

Los habituales puestos de artesanía constituyeron uno de los principales reclamos daniel alexandre
|

“Está siendo increíble. Estamos encantadísimos”. Así se expresaban ayer desde la asociación Feirón Medieval dos Andrade de Pontedeume, encargada de la organización de una de las citas más concurridas de la época estival en la comarca, al valorar la edición que desde el viernes reunió en el pueblo a miles de visitantes.
La cifra de asistencia parece incrementarse año tras año, lo cual constituye una gran satisfacción para sus impulsores. “Intentamos volcarnos mucho en la animación, para que los visitantes siempre se encuentren alguna actividad en la calle”, comentaron desde la entidad.
El programa musical, con numerosas actuaciones de grupos dirigidos a todo tipo de públicos, jugó también a favor de una cita con una variadísima oferta lúdica durante los tres días de celebración. Un fin de semana en el que la villa retrocedió a la Edad Media para revivir la época de los Andrade, recreación a la que un año más contribuyeron todos aquellos –cada año son más– que participan perfectamente caracterizados de la época, lo cual desde la organización también agradecen.
Exhibiciones de tiro con arco, esgrima o cetrería, teatro y conciertos en la calle, espectáculos varios y la actividad de los puestos que dieron vida al mercado animaron ayer la última jornada de una feria medieval que ha convertido al pueblo eumés durante el fin de semana en un auténtico hervidero de gente.

Miles de personas disfrutaron durante el fin de semana del Feirón Medieval eumés