Los intérpretes Ses y Caxade acompañados de Quenindiole llevaron el valor de la música gallega al Pazo

Pazo de Cultura de Narón, actuación de Ses y Caxade.
|

La música, la solidaridad y la apuesta por una educación en lengua propia se dieron ayer la mano en la propuesta artística “Músicas para a Semente” que consiguió llenar el patio de butacas del Pazo da Cultura de Narón.

El público disfrutó del espectáculo, atraído por el elenco de artistas de lo más reconocido de la música gallega actual.

Los cantantes Ses y Caxade con su banda ofrecieron su buen hacer sobre el escenario, además de contar con la colaboración del grupo local infantil Quenindiole.

 Los más pequeños tuvieron su protagonismo con Paco Cerdeira –Pakolas– y el vigués César Freiria y sus instrumentos –Cé Orquestra Pantasma–, que recibió el premio prímula por “Os fíos do querer”. Además de la música, las actuaciones se sucedieron con el ritmo imprimido por Xurxo Souto que actuó de maestro de ceremonias en el Pazo.

La iniciativa “Músicas para a Semente” tuvo no solo el componente artístico sino también solidario, ya que todo lo recaudado en el festival servirá para financiar la escuela de enseñanza en lengua gallega Semente de Trasancos.

Este centro de Narón lleva tres años en funcionamiento y cuenta con 20 niños. El próximo objetivo de esta iniciativa es la adquisición de un espacio ya adaptado para comenzar a impartir clases de enseñanza Primaria. Se trata de uno de los cinco centros de Galicia, que se encuentran en Lugo, Santiago y Vigo.

Este proyecto comunitario de inmersión lingüística  y en contacto con la naturaleza se dio a conocer también con proyecciones de vídeo en el acto celebrado en la tarde de ayer en el Pazo da Cultura.

Los intérpretes Ses y Caxade acompañados de Quenindiole llevaron el valor de la música gallega al Pazo