La asociación Arraigo celebró ayer un mercadillo solidario en Dolce Vita Odeón

|

El centro comercial Dolce Vita Odeón acogió ayer la celebración de un mercadillo solidario organizado por la asociación Arraigo, que ayuda a gente sin hogar. Tartaletas de crema, galletas, muffins, pulseras, fundas para móvil y libros fueron algunos de los artículos donados desinteresadamente –los alimentos y las pulseras eran artesanales– para recaudar fondos para la entidad que, el próximo mes de septiembre, cumplirá su primer año de actividad en el municipio. Con el dinero recaudado se adquirirán alimentos y productos de higiene que se repartirán entre los usuarios de la entidad.
La asociación Arraigo atiende actualmente a algo más de medio centenar de personas –muchas de ellas de las zonas del Inferniño, el Muelle y Canido, explican– que reciben alimentos todas las semanas. Además, un equipo de voluntarios se afana en cocinar y servir comidas a las personas más necesitadas, a las que en ocasiones también se les da ropa. Estas son tan solo algunas de las desinteresadas acciones que se llevan a cabo desde una entidad que, a pesar de haberlo solicitado al gobierno local ferrolano y de ayudar a la gente sin recursos del municipio, carece de un local propio, por lo que desarrolla su trabajo gracias a la asociación Érguete, que les deja utilizar sus instalaciones del barrio de Canido. “Tenemos muchos proyectos en mente, pero sin tener un local propio, algo que lamentamos porque el Concello tiene varios vacíos en la ciudad, es difícil realizarlos”, asegura el colectivo.
Los integrantes de Arraigo lamentan que, tras un año de actividad, no hayan recibido la visita de ningún representante del equipo de Rey Varela. Por el contrario, subrayan, la concejala de Servicios Sociales de Narón, Catalina García, no solo se ha interesado por el trabajo del colectivo, sinó que también ayudó en alguna ocasión a los voluntarios, tal como recuerdan desde la asociación. 

La asociación Arraigo celebró ayer un mercadillo solidario en Dolce Vita Odeón