¡Campeones, campeones!

Diario de Ferrol-2019-05-13-034-ade313c6
|

Además de darle el título liguero del grupo1, el partido que el Racing disputó ayer frente a su homónimo vilalbés fue una especie de ensayo general de lo que puede ser un partido de la promoción de ascenso a Segunda B. Con cerca de cuatro mil espectadores animando al equipo ferrolano desde la grada, el entrenador racinguista, Emilio Larraz, percibió un ambiente “maravilloso”. Incluso apuntó que, a la espera de que en la eliminatoria para dar el salto a la categoría de bronce haya más público en las gradas –“solo se ha visto un veinte por ciento de lo que puede llegar a ser A Malata”, recordó–, el entrenador apuntó que “esta afición va a ser diferencial con respecto a los demás rivales”.


Pero, además de la fiesta que se vivió en el estadio durante el partido y después del mismo, cuando los jugadores se acercaron a todas las gradas para agradecer el apoyo prestado a lo largo de la temporada, el ambiente ya se empezó a caldear antes del encuentro. La churrascada organizada por la peña racinguista Morandeira en la explanada situada entre la grada de Preferencia y las escaleras de acceso a la grada de Fondo Norte reunió a varios centenares de aficionados para coger fuerzas de cara al choque. Porque al final del mismo tocada cantar: “¡Campeones, campeones!”.

¡Campeones, campeones!