ASCM considera que la mejora en la accesibilidad es todavía insuficiente

Los pasos adaptados que se construyeron en Esteiro cumplen con los criterios de pendiente jorge meis
|

El Concello se adhirió el pasado mes de marzo a la iniciativa Meta 2017 con el objetivo de caminar hacia una ciudad libre de barreras de accesibilidad y, si bien se ha hecho efectiva la primera fase del plan de mejora de pasos peatonales, desde la Asociación Sociocultural ASCM no aprecian una estrategia general en las actuaciones urbanísticas para tratar este tema.
A este respecto, uno de los aspectos que se prevén importantes para avanzar hacia esta meta es la aprobación de la ordenanza municipal de accesibilidad universal y supresión de barreras arquitectónicas que, según la edil de Urbanismo, María Fernández Lemos, “está revisada en lo que se refiere al ámbito urbanístico” y que resta hacerlo a nivel de edificación. Por ello, esperan entregar un borrador a los grupos durante el próximo mes.
Precisamente durante el pleno de julio fue aprobada la moción presentada por el Partido Popular en la que se instaba a la finalización de esta ordenanza y, durante el de junio, el gobierno municipal también se comprometió a trabajar en la accesibilidad en las playas para el próximo verano. Ambas mociones se acogen al espíritu de la iniciativa Meta 2017, que desde la entidad ASCM esperan que se tenga en cuenta de forma progresiva.
En este sentido entienden que se están sacando adelante actuaciones puntuales que contemplan la accesibilidad, pero que todavía son “insuficientes” y que los estudios técnicos que lleva a cabo la entidad analizando las distintas obras y proyectos acometidos por el gobierno municipal desvelan que en muchas zonas de obras nuevas no se está teniendo en cuenta esta cuestión, a juicio del técnico de accesibilidad de la asociación, Diego Sande.
Asimismo, existen problemas de acceso desde la acera en plazas de estacionamiento reservado, así como en pabellones deportivos municipales, en los cuales en torno a la mitad de sus elementos no son accesibles. Por ello espera que la aprobación de la ordenanza sirva también de impulso a estas políticas, que entiende también están condicionadas por la situación económica que se atraviesa.
Por otro lado, desde la Asociación de Diversidad Funcional de Ferrol y Comarca (Diverfec) entienden que se trata de un proceso lento y que se están dando pasos gracias a la colaboración de todos los grupos municipales. Uno de ellos ha sido, precisamente, la realización de la primera fase del plan de accesibilidad del Concello que supuso la adecuación de 37 pasos peatonales en Esteiro y que en su segunda fase –que saldrá a licitación en breve– supondrá nuevas intervenciones en los barrios de A Magdalena, los Ensanches, Canido, A Gándara y Caranza.
José Díaz es el representante de la entidad que está participando en las reuniones periódicas con el área de Urbanismo para supervisar estas actuaciones. También indica que Diverfec ha colaborado con propuestas en la nueva ordenanza municipal. Subraya que “va habiendo voluntad” y que es un trabajo que lleva en proceso muchos años.
No obstante, es crítico con la Xunta de Galicia, ya que “tiene la Ley de Accesibilidad aprobada, pero no desarrollada, por lo que todos los proyectos municipales tienen que regirse por la del 97”, denuncia. También adelantó que la entidad sigue trabajando en nuevas propuestas respecto a aquellos aspectos más prioritarios. En primer lugar, continuar en esta línea para que todos los pasos peatonales cumplan con los criterios de pendiente.
Otra de las ideas que se barajan es la instalación de semáforos sonoros para los invidentes, con la posibilidad de que puedan funcionar o bien con un mando a distancia, o bien a través de una aplicación móvil para que de noche no generen molestia a ningún vecino. Por último, buscan solución a la altura de las aceras en las paradas de autobús que dificulta la subida a las plataformas adaptadas por parte de las personas.

ASCM considera que la mejora en la accesibilidad es todavía insuficiente