Galicia figura como la comunidad que menos incrementó su deuda en 2014

|

La consellería de Facenda destacó ayer que, de los datos del cuarto trimestre del año pasado publicados por el Banco de España, se extrae que Galicia es la comunidad que menos elevó su endeudamiento en 2014 y que su deuda es un 4,4 por ciento inferior a la media autonómica, el mayor diferencial en la historia de la autonomía.

El incremento de la deuda gallega fue de 1,2 puntos, mientras que la media de las autonomía aumentó el doble, en un 2,4 por ciento, de manera que la primera se situó en el 18 por ciento y la segunda, en el 22,4 por ciento.

La deuda de las comunidades a finales de 2014 alcanzó los 236.747 millones de euros, el 22,4% del PIB, con la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Cataluña como autonomías más endeudadas, las tres por encima del 30% de su PIB.

Las autonomías menos endeudadas son de nuevo Madrid, con una deuda del 12,5% del PIB; el País Vasco, con un 13,9%, y Canarias, con el 14,5%.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas se situó a finales de 2014 en el 97,7% del PIB, y ascendió hasta 1,03 billones de euros.

entidades locales

Esos datos muestran que la deuda pública se incrementó en las diecisiete autonomías en el año 2014, lo contrario de lo que ocurrió con los ayuntamientos, diputaciones y ciudades autónomas, que lograron reducir su endeudamiento.

El presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), Íñigo de la Serna, subrayó ayer “el buen trabajo” realizado por las entidades locales, pues fueron las únicas administraciones que redujeron su endeudamiento durante el año 2014.

La FEMP valoró que la deuda local representa el 3,7 por ciento de la deuda total de las administraciones públicas.

De este modo, sector local español mantiene la tendencia de reducción que ya inició en ejercicios anteriores.

Las corporaciones locales con más deuda fueron Madrid, con 5.936 millones (el 15,63% menos) y Barcelona, con 978 millones (el 11,89% menos).

En el caso de las comunidades, la Ley de Estabilidad Presupuestaria establece que cuando el Gobierno constate el incumplimiento del objetivo de deuda pública, del de estabilidad presupuestaria o de la regla de gasto, todas las operaciones de endeudamiento de la autonomía incumplidora precisará una autorización preceptiva. Asimismo, las comunidades incumplidoras deberán realizar un proyecto económico-financiero con medidas de ajuste.

Por otro lado, la deuda de la Seguridad Social ascendió a 17.188 millones, el 1,6% del PIB, prácticamente la misma cantidad que a finales de 2013.

Galicia figura como la comunidad que menos incrementó su deuda en 2014