Antonio Gómez Caamaño | “La radioterapia es como la Cenicienta de la oncología, todo el mundo tiene una visión equivocada sobre ella”

Gómez Caamaño (derecha) junto al nuevo acelerador del CHUS que reduce los tiempos del tratamiento | e.c.g.
|

La junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) organiza esta tarde a partir de las 20.30 horas una fiesta de Navidad a beneficio de la entidad. El lugar escogido para dicho acto será la sede de Afundación (Plaza de la Constitución) y en él se llevarán a cabo unas charlas a cargo del jefe de servicio de Oncoloxía Radioterápica del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, Antonio Gómez Caamaño, y la jefa de sección de Medicina Nuclear del mismo hospital, Virginia Pubul Núñez.
Bajo el título de “Radioterapia en el tratamiento del cáncer: rompiendo mitos, descubriendo realidades”, Gómez Caamaño tratará de poner en valor esta técnica y disipar cualquier estigma o duda al respecto. “La radioterapia es como la Cenicienta de la oncología, todo el mundo tiene una visión muy equivocada de lo que es. No solo a nivel de la población en general, sino también incluso de muchos médicos. Lo que pretendo hacer hoy es destrozar esa visión equivocada que tiene la gente y demostrar que es un tratamiento muy innovador que cura a muchos pacientes con cáncer, es muy preciso, muy seguro, con muy pocos efectos secundarios y que, sobre todo, tiene un coste eficiente comparado con otros tratamientos oncológicos, es sin duda el más rentable”, indica el médico del hospital de Santiago.
Los continuos avances en este campo –Gómez Caamaño es uno de los participantes en el estudio de la Fundación Pública Galega de Xenómica y del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Santiago que pretende conocer el riesgo de toxicidad a la radioterapia– harán que cada vez sea más real ajustar los tratamientos en función del perfil de cada enfermo. Además, la tecnología juega un papel fundamental en este tipo de procesos por lo que donaciones como las del empresario coruñés, Amancio Ortega, a la sanidad pública se hacen imprescindibles; es el caso del nuevo acelerador con el que cuentan desde el pasado mes de mayo en el CHUS. “Gracias al Sergas por un lado y a Amancio Ortega por otro, a día de hoy todas esas grandes técnicas que existen en radioterapia, las más avanzadas, ya se disponen en la comunidad autónoma. Esas máquinas lo que te hacen es, fundamentalmente, que te permiten dar la dosis con mucha más precisión y no tocar los tejidos sanos con lo cual los efectos secundarios son mínimos y por otro lado te permite acortar mucho los tiempos de tratamiento –terapias que duraban ocho semanas se pueden quedar en quince días y las sesiones de 15 minutos se reducen a solo dos o tres– porque puedes dar más dosis todos los días y acabar antes, libera mucho las máquinas que generalmente suelen estar saturadas de pacientes”, explica el doctor. Por tanto, la calidad del sistema sanitario público es patente a día de hoy para este tipo de profesionales; “lo que es en la parte de Oncología Radioterápica realmente la planificación que se ha hecho es excelente, porque no solamente se ha renovado todo el parque de aceleradores de Galicia sino que se ha abierto un servicio nuevo en Lugo que era la gran asignatura pendiente creo yo de la sanidad gallega”.
A este respecto, Gómez Caamaño considera necesario la prestación de este servicio para los vecinos de la comarca para facilitar la comodidad a la hora de recibir el tratamiento.
“Si en Pontevedra van a abrir un servicio de radioterapia yo creo que en Ferrol también tiene que haber uno porque, por área de población, podría tenerlo perfectamente. Un servicio que haga la mayor parte de los tratamientos, a lo mejor una técnica muy especial podías enviarla a Coruña o Santiago pero creo que Ferrol debería tener el servicio más que nada porque, quieras o no, si tú no tienes el servicio dentro del propio hospital ya se utiliza mucho menos, no es lo mismo tenerlo en Ferrol que en Coruña por mucho que digan. La oncología a día de hoy funciona de una manera muy interdisciplinar y no es igual estar en el mismo hospital que ir a ciudades separadas”, asegura.

Antonio Gómez Caamaño | “La radioterapia es como la Cenicienta de la oncología, todo el mundo tiene una visión equivocada sobre ella”