El fiscal pide ocho meses de cárcel para un indigente portugués por provocar un incendio forestal

|

Un indigente de nacionalidad portuguesa que responde a las iniciales R.M.S.F. se enfrenta a la petición de la Fiscalía de ocho meses de prisión y 720 euros de multa como presunto autor de un delito de incendio forestal. El juicio se celebró ayer en el Juzgado de lo Penal 1 de Ferrol con ausencia del acusado, que no compareció a pesar de estar citado, por lo que la causa quedó vista para sentencia.
Los hechos que se le atribuyen ocurrieron a primeras horas de la tarde del día 21 de junio de 2006 y consistieron en un incendio que afectó a una superficie de 2,20 hectáreas de plantación de eucaliptos y 1,50 de monte raso, en la parroquia aresana de Chanteiro.
El origen del mismo fueron unos botes de pintura y disolventes en los que el acusado puso fuego para, según manifestó posteriormente a la Policía Local de Ares y a la Guardia Civil, eliminar los residuos y utilizarlos posteriormente como menaje y útiles de cocina.
Ayer en el juicio intervino como testigo un vecino que fue el que puso a la Policía sobre la pista del presunto autor. Según declaró, había ido a dar un paseo hacia Montefaro y se cruzó en el lugar en el que se produjo el incendio con el indigente en cuestión, que llevaba algún tiempo viviendo en una caseta en Chanteiro. Cuando regresaba, después de diez o quince minutos, ya descubrió el incendio, por lo que dio la voz de alarma. No obstante, precisó que él no lo había visto encender el fuego.
Los agentes, por su parte, testificaron que con la información recogida fueron a buscar al presunto autor de los hechos, quien reconoció que había puesto fuego en las latas para después ir a recogerlas.
Ayer también intervino como testigo la propietaria de uno de los montes afectados, quien manifestó que, tratándose de un indigente, renunciaba a la indemnización que pudiera corresponderle.
También se trató de que otra propietaria pudiese testificar desde Cádiz a través de vídeoconferencia, pero no fue posible establecer la conexión, por lo que el tema quedó pendiente para cuando se dicte sentencia.
La defensa del acusado planteó el sobreseimiento de la causa y, en caso de no atenderse, la aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas.

El fiscal pide ocho meses de cárcel para un indigente portugués por provocar un incendio forestal