La plantilla de Megasa pide el apoyo de todos los alcaldes de Ferrolterra

la concentración ante el concello incluyó tres cortes de tráfico de más de diez minutos cada uno j. meis
|

Más de trescientas personas, mayoritariamente trabajadores de Megasa, se concentraron ayer a las puertas del Concello de Narón en una nueva acción reivindicativa cuyo objeto es defender la pervivencia de la siderúrgica. Durante la protesta, que incluyó tres cortes de tráfico de algo más de diez minutos cada uno, los miembros del comité de empresa mantuvieron una nueva reunión con los representantes del gobierno local, a los que reclamaron su mediación para reunir a todos los alcaldes de la comarca en un frente común.
El alcalde accidental, Guillermo Sánchez Fojo, y los portavoces del resto de los grupos acordaron hacerlo así y promover dicha reunión para antes de que acabe este mes. El presidente del comité de empresa, Carlos Bascoy, subrayó que el cierre de la empresa repercute en la pérdida de los 400 empleos que dependen de ella directamente pero que también tendrá consecuencias más negativas para una comarca que ya está gravemente deprimida. “Es una reivindicación que está por encima de nuestros puestos de trabajo, en la que hay que involucrar a los alcaldes de Ferrol, Eume y Ortegal”, dijo Bascoy. El objetivo es que la Xunta se ponga al frente de la demanda de la siderúrgica, que es la de poder competir en condición de igualdad en el mercado.
Como se recordará, el problema de Megasa arranca de la regulación que el actual Gobierno hizo del concepto de interrumpibilidad, por el que las industrias con un uso intensivo de electricidad acceden a una tarifa bonificada a cambio de la parada en momentos de máxima demanda. Las condiciones establecidas ahora han permitido a la catalana Celsa, fabricante de barras de hierro corrugado para la construcción igual que Megasa, acceder a unas tarifas un 75% más baratas que la naronesa.
Carlos Bascoy insistió ayer en que este es el momento clave para reclamar al Ministerio de Fomento que solucione el problema, dado que se está trabajando en una nueva ordenación de la interrumpibilidad en el marco de la reforma energética en la que está inmerso el Gobierno. “Queremos igualdad de trato”, recordó.
Los trabajadores tienen previsto continuar con sus medidas de presión este mes. Al margen de la reunión de los alcaldes, realizarán el próximo día 19, a las 11,30 horas, una concentración a las puertas del edificio administrativo de la Xunta.

La plantilla de Megasa pide el apoyo de todos los alcaldes de Ferrolterra