Pasos de cebra con lápices de colores y aparcamiento exprés para la entrada de los colegios de la ciudad

diario de ferrol-2018-06-07-005-d5c15fd1-p
|

El programa de Camiños Escolares Seguros –en el que trabaja el Concello desde diversas áreas con el fin de mejorar la accesibilidad y la seguridad de los centros escolares favoreciendo, además,  la independencia de los niños para poder llegar al colegio– avanza con iniciativas que está previsto poner en  marcha de cara al próximo curso escolar.

En la mañana de ayer se celebró una reunión con los directores de los colegios implicados y, como explicó la responsable de las políticas urbanísticas del Concello,  María Fernández Lemos, se priorizaron los trabajos que se van a ejecutar en los próximos meses, incluyendo la señalización de los pasos de peatones, de conformidad con la Policía Local, que tendrán, en las inmediaciones de los centros educativos, lápices de colores en lugar de las características rayas horizontales. Esta medida servirá para identificar que el conductor se está acercando a un área escolar.

Asimismo, se elevarán pasos de peatones para la regulación del tráfico y se establecerán zonas de aparcamiento exprés, que funcionarán a determinadas horas –entrada y salida de los centros– para que los padres puedan dejar a sus hijos a las puertas del colegio sin necesidad de buscar aparcamiento pero sin interrumpir el tráfico. Desde la zona en la que se deje al niño, este podrá realizar el recorrido hasta el interior del colegio de forma segura.
La concejala también informó de que ya se han inscrito nueve centros escolares en la aplicación GeoMove con el fin de trazar rutas seguras para el alumnado.
Otras actuaciones
Además de los centros educativos, las mejoras de accesibilidad llegarán también a los centros deportivos de A Malata, Ensanche, Esteiro y Caranza, tanto en el exterior como en el interior –gradas, aseos y vestuarios–.
En este sentido, está prevista una inversión de 192.000 euros para actuaciones que han contado para su diseño con la colaboración de las asociaciones de Diversidade Funcional y ASCM.

Los proyectos se elaboraron separadamente, de modo que se puedan ir acometiendo lo antes posible, de forma progresiva, como explicó Lemos.

Pasos de cebra con lápices de colores y aparcamiento exprés para la entrada de los colegios de la ciudad