El BNG califica la política urbanística de “surrealista”

|

El grupo municipal del BNG censuró ayer que el gobierno local priorice los problemas urbanísticos de la ciudad desde el punto de vista de la imagen “nunha cidade con graves problemas de conservación dos seus edificios e das súas rúas”, una política que calificó de “surrealista”.
Los nacionalistas restaron importancia a cuestiones como el cambio de mobiliario urbano y demandaron actuaciones para el mantenimiento de edificaciones y para la reactivación y dinamización económica de las calles. La presentación del nuevo diseño de bancos, jardineras, etc. junto con lo que el Bloque considera “caótico modelo de peonalización” pone en evidencia “que o goberno municipal afonda no desenvolvemento dunha política de carácter superficial que pretende dar unha idea de normalidade nunha cidade con tantos e tan graves problemas”.
El BNG insiste en la necesidad de que se apliquen los instrumentos urbanísticos que posee el Concello, como el registro de solares o la Inspección Técnica de Edificios, de los que asegura que están paralizados por el gobierno. “A improvisación e o desleixo é a tónica imperante na política urbanística do goberno local”, sentencia. n redacción

El BNG califica la política urbanística de “surrealista”