Quique González: “Las excusas no van conmigo”

Deporte Campeón-2019-02-08-006-c90d065c
|

Quique González está convencido de que las rachas son pasajeras y él se reconciliará con el gol. Por eso afronta su sequía con la tranquilidad que le da la experiencia.

1. Golpe en la mesa
El delantero blanquiazul tiene entre ceja y ceja el partido del domingo con el Granada. “Es una semana para ganar y dar otro golpe en la mesa como en Gijón. Estamos con muchas ganas tras el empate en casa para conseguir los tres puntos y hacer un buen partido”, comenta.

Enfrente, uno de los candidatos al ascenso, un equipo en el que militó y del que conoce a su entrenador, Diego Martínez, con el que coincidió la temporada pasada en el Osasuna.

“El Granada tiene muy buenos jugadores, un muy buen entrenador que conozco del año pasado, tengo buena relación con el y todo lo que le pase bueno me alegraré por él. A el le ha costado mucho llegar a donde está. A priori el Granada no era un equipo que pudieras pensar que podía estar ahí, pero lo que sirven son los hechos. Desde principio de temporada trabajan como hay que hacerlo y las cosas no salen de la nada, hay mucho trabajo detrás por parte del entrenador y los jugadores”, indica.

Del conjunto andaluz destaca su “intensidad, ilusión y ganas”. 

“Tienen a la afición con ellos a tope, saben que va un equipo fuerte, ellos saben de sus virtudes, nosotros de sus defectos, y lo importante es ser eficaces en las áreas”, aclara.

2. No firma el empate
El Deportivo ganó al Granada en la primera vuelta (2-1) y en juego estará el golaveraje. ¿Le vale el empate al equipo herculino? Quique responde: “Nosotros vamos con la intención de ganar. Luego no sabes qué te puede deparar el partido pero la mentalidad es ganar. Esos pequeños detalles de goles a favor y en contra hay que tenerlos en cuenta porque suman”, justifica.

El Deportivo, a pesar del paso atrás que supuso el empate con el Tenerife, ha enlazado tres partidos sin perder. Coincide con un cambio de esquema y también mental. “Lo importante es que podemos jugar con varios sistemas, que al rival será más difícil contrarrestarnos. Tenemos que adaptarnos bien al sistema, automatizar movimientos y manera de jugar”, sostiene.

¿Era el Depor previsible? “Cuando pasan los partidos está claro que los rivales te van conociendo más y puede que sepan cómo hacerte daño mejor pero nosotros también les estudiamos y estamos en la misma situación”, aclara.

Es una semana para ganar y dar otro golpe en la mesa como en Gijón

3. ¿Finales?
Aún es pronto para darle tanta relevancia a los partidos aunque tiene por delante rivales directos como Málaga y Granada. “Es un momento importante, no vamos a hablar de finales, pero cada uno que pasa es una oportunidad menos de sumar. Hablar de Málaga ahora sería un error, antes hay Nàstic y ahora tenemos Granada. Parece tópico lo del partido a partido pero es la clave”, asegura.

El Deportivo encara la cita de Granada con el refuerzo mental que supuso romper el gafe a domicilio en Asturias. “Todo ayuda. Ganar al Sporting en El Molinón es un golpe en la mesa pero son tres puntos. Te ayuda para ese maleficio fuera, pero como no compitas como el rival, de nada te sirve haber ganado allí”, aputna.

Cuando marcaba no me volvía loco y ahora no estoy marcando y sigo tranquilo

4. Mala racha
A nivel personal ha marcado un gol en los últimos once partidos y, además, de penalti, pero el máximo goleador del equipo y máximo realizador también de Segunda (junto a Rubén Castro) se muestra “muy tranquilo”.

“Cuando marcaba no me volvía loco, seguía trabajando; y ahora no estoy marcando y sigo tranquilo, trabajando igual, más si cabe, con la cabeza fría. Hay que mantener el equilibrio cuando las cosas salen y cuando no salen también. Sé cómo funciona”, expone.

¿Es una cuestión de confianza? Lo desconoce. “Muchas veces uno no sabe el porqué, pero lo importante es tener esas ocasiones, a veces rematas perfectamente y te hacen una parada o no entra, y otras rematas mal o como no quieres y marcas. Es fútbol. Si no pasaran estas cosas sería muy fácil. Estoy muy tranquilo, los delanteros pasamos rachas y lo importante es tenerlas”, arguye.

Considera que “el aspecto mental ahora es clave”. “Lo más importante es que el Deportivo gane. Si puedo ayudar con goles, mucho mejor, pero también hay gente que puede hacerlos. Lo importante es ganar, traer los tres puntos de Granada”, insiste.

Quique cree que desde fuera se le está “dando demasiadas vueltas” a su racha. “Estoy muy tranquilo, sé lo que hago en el día a día, llevo muchos partidos, he vivido circunstancias así, y cualquier delantero te dirá lo mismo. Yo estoy tranquilo, el que más me va a ayudar soy yo mismo. Como me conozco, sé que voy a responder”, manifesta.
No le incomoda jugar en banda: “Las excusas no valen para nada, conmigo no van, y yo encantado de jugar en banda, no pensé en otra cosa que hacerlo lo mejor posible”. 

Preguntado si tuvo ofertas, explica que está “muy a gusto” en el Deportivo. “Lo único que pienso es en ascender y disfrutar el momento. Me preocupaba cero el mercado”, zanja.

Quique González: “Las excusas no van conmigo”