El Magna no dio ninguna opción al Cidade de Narón

cidade narón-xota futbol sala
|

 

El Magna de Navarra no dejó lugar a la sorpresa en el encuentro de diecisesisavos de final de la Copa del Rey que lo enfrentó al Cidade de Narón y demostró, ya desde los primeros minutos, su superior categoría. El cuadro local, mientras, se quedó sin respuesta ante la salida en tromba del rival, que presionó a toda pista y ya a los cinco minutos había adquirido tres tantos de ventaja y encarrilado su clasificación.
El Cidade de Narón empezó a encontrar su sitio sobre la cancha poco a poco y, tras un par de llegadas sobre la portería visitante –un disparo al palo de Juve fue el primer aviso de la escuadra dirigida por Javier Albes–, redujo las distancias para recobrar las esperanzas de dar la sorpresa. De todas maneras, en esta situación de dominio territorial de la escuadra naronesa, las contras del Magna llevaron mucho peligro, como se demostró con el cuarto tanto visitante, el último que se marcó antes del descanso.

riesgos
La desventaja que tenía en el marcador llevó al Cidade de Narón a correr riesgos en la segunda parte, en la que apostó por utilizar la táctica de portero-jugador desde el principio. El resultado fue un tanto que volvió a reducir distancias, pero también que el partido se abriese y las opciones para marcar empezasen a multiplicarse. De hecho, el Magna tuvo que apretar el acelerador para que las cosas no se le complicasen, lo que se tradujo en dos goles que terminaron con toda la incertidumbre que podía haber.
Con el partido sentenciado, los últimos minutos solo sirvieron para un intercambio de goles que, sin embargo, no sirvieron para poner ninguna objeción a la victoria lograda por el Magna, que se mete en octavos.

El Magna no dio ninguna opción al Cidade de Narón