Los ferrolanos pagarán desde diciembre 76 euros al año por la tasa de saneamiento

La gestión y explotación de la red de saneamiento será responsabilidad del Ayuntamiento, a través de Emafesa jorge meis
|

Los barrios de Ferrol Vello, A Magdalena y parte de Canido serán los que estrenarán las instalaciones de saneamiento de la ría y se conectarán a la estación depuradora de aguas residuales el próximo mes de agosto. A partir de entonces todos los ferrolanos –a excepción de los que viven en la zona rural y los que vierten al río da Sardiña, unos 4.000– tendrán que pagar una nueva tasa que se pasará al cobro por primera vez –según las previsiones del gobierno– en diciembre y que será semestral.  
Las cuantías medias que se barajan para una familia supondrán entre 5,58 y 6,35 euros cada mes, según la versión del concejal de Economía, Alejandro Langtry y para unos consumos de ocho y diez metros cúbicos respectivamente. Esto supone entre 67 y 76 euros anuales, aunque los cálculos del PSOE elevan este importe hasta unos 80 o 90 euros. La tasa establecida, en cualquier caso, se obtiene de una cuota fija de 2,52 euros mesuales a la que hay que sumar otra variable de 0,3826 euros por metro cúbico consumido.
La intención del gobierno es “hacer todo lo posible por informar a los vecinos” del nuevo servicio y se ha optado por pasar al cobro un nuevo recibo “para que se tenga conciencia de que el saneamiento hasta ahora no existía y porque es bueno que la gente sepa cuál es el coste”, señaló el responsable de Economía.
La tasa es el precio que tendrán que asumir los ferrolanos por los gastos de gestión y explotación de la red de saneamiento. El Ministerio de Medio Ambiente encomendó estas tareas a Augas de Galicia a través de un convenio publicado en el BOE hace apenas unas semanas y ahora este organismo de la Xunta las trasladará a su vez al Concello. Será la empresa mixta de aguas, Emafesa, la que se ocupará del trabajo, para lo que la corporación tendrá que aprobar tanto el convenio con Augas de Galicia como el protocolo con Emafesa y la tasa que se cobrará a los contribuyentes.

comisiones extraordinarias
La intención del gobierno local es llevar todos estos asuntos al pleno de mañana jueves, y para ello ha apurado en los primeros días de la semana las comisiones informativas correspondientes. El lunes se convocaron dos de carácter extraordinario –Economía y Medio Ambiente– en las que se entregó la documentación a los grupos de la oposición; ayer se celebró de nuevo la de Economía para dictaminar favorablemente la tasa y hoy se convoca la segunda de Medio Ambiente para dar el visto bueno al convenio y al protocolo.
Pero todo hace pensar que la rapidez mostrada a lo largo de esta semana hará que el PP se quede solo –o como mucho sume el apoyo del concejal de Independientes por Ferrol– en la aprobación de estas propuestas. Una vez más, la oposición denuncia las formas del gobierno, que obliga a los grupos a tomar en apenas 24 o 48 horas –las transcurridas entre las comisiones– una decisión sobre una cuestión de tanta relevancia para la ciudad como el saneamiento. Si Esquerda Unida advertía el pasado fin de semana de las intenciones electoralistas que se escondían tras la decisión de debatir la creación de una nueva tasa un día después del 25-M, ayer el PSOE insistía en que el convenio comprometerá a varias corporaciones municipales y en las propias repercusiones medioambientales del saneamiento como justificación suficiente para entablar un debate y tratar de llegar al máximo consenso posible. Por este motivo, los socialistas pidieron que estos asuntos se retiren del orden del día del pleno de mañana, argumentando que no hay razón para tanta prisa.
La portavoz del gobierno local, Martina Aneiros, despachó las críticas señalando que los “trámites administrativos” no deben paralizar un saneamiento por el que Ferrol espera desde hace veinte años y recordó que el convenio con Augas de Galicia se dejó sobre la mesa hace dos meses para que pudiera ser estudiado con más calma. Cuando se le señaló que la documentación entregada en las comisiones era bastante más densa que el simple convenio con Augas de Galicia, señaló que esta “responde al mismo planteamiento de sistema que ya se les comunicó”.
Pero además del escollo de la oposición, el ejecutivo de Rey Varela tiene otro frente abierto con el Concello de Narón, cuyos vecinos también se verán beneficiados del saneamiento de la ría. Está previsto que cuando se incorporen a la red, en 2015, este Ayuntamiento aporte el 28,95% de los costes fijos de la gestión y de explotación, más lo que tendrán que pagar los vecinos, pero el gobierno de Xosé Manuel Blanco no está de acuerdo con que la negociación de Augas de Galicia se limite a Ferrol ni con que se encomiende el servicio a Emafesa, ya que este municipio también dispone de su propia empresa de aguas.

Los ferrolanos pagarán desde diciembre 76 euros al año por la tasa de saneamiento