Un portaaviones, dos fragatas y un patrullero, a la espera

|

La “Baleares” será el cuarto buque de la Armada que en el último año sale remolcado de la ría para su desguace. Los otros tres lo hicieron entre octubre y noviembre pasados. Los patrulleros “Bergantín”, “Marola” y “Mouro” fueron adjudicados para su achatarramiento a la UTE Resyna y El Saco Útil por poco más de 102.000 euros. Quedan todavía otros cuatro barcos, aunque no todos ellos tienen igual de claro su destino final. Las fragatas “Extremadura” y “Asturias” continúan avanzando en su proceso de desmilitarización. Para la segunda se había pensado un final alternativo, su conversión en museo flotante, pero los elevados costes del proyecto hicieron desistir al Concello de Ferrol. El portaaviones “Príncipe de Asturias” sigue también en la fase de desarme y el patrullero “Chilreu” aún podría venderse a otra Armada. n redacción

Un portaaviones, dos fragatas y un patrullero, a la espera