El BNG pide al alcalde que convoque un debate sobre el estado de la ciudad

plaza de España mesa informativa del BNG sobre la tasa de saneamiento
|

El portavoz del BNG y candidato a la Alcaldía, Iván Rivas, demandó ayer al alcalde la convocatoria de un debate sobre el estado de la ciudad, tomando como modelo los que se celebran sobre la nación o la autonomía y los que tienen lugar cada año en otros Ayuntamientos como Santiago. El motivo es que, a juicio de los nacionalistas, la imagen de Ferrol que pretende transmitir el gobierno está distorsionada por una política propagandística, una situación que se pretende corregir precisamente entrando a fondo en el análisis de la situación real de la ciudad.
Lo primero que exigió Rivas es que “revirta o proceso de redución das liberdades e participación pública” permitiendo el acceso ilimitado a los plenos y la presentación de iniciativas por parte de los grupos de la oposición sin restricciones.
En el debate, los nacionalistas apuntarían las tres cuestiones fundamentales que, a su juicio, han caracterizado al gobierno municipal en este mandato: una política urbanística exclusivamente estética, una gestión económica “fraudulenta e contraria aos intereses dos veciños” y una labor cultural “absolutamente acomplexada e fundamentada na contratación de artistas foráneos”.
Así, en materia de urbanismo Iván Rivas criticó proyectos innecesarios y los planes sin dotación económica. Denunció el abandono del patrimonio público, la redacción de planes y normativas a los que no acompañan inversiones –como el Pepri de Ferrol Vello o el Informe de Avaliación dos Edificios (antes ITE), que no contemplan ayudas para los propietarios–, y el derribo de edificios como el Bambú Club, la casa de Carvalho Calero o la Fábrica de Lápices mientras se ejecutan proyectos “meramente estéticos como a praza de España ou o ascensor da Costa de Mella”.
En materia económica, el portavoz nacionalista censuró el incremento del endeudamiento y el aumento de impuestos y tasas para sufragarlo, así como la escasez de inversiones –apenas un 6% de los presupuestos– y el bajo nivel de ejecución de las cuentas municipales, poco más del 40%, dijo.
Por último, Iván Rivas criticó que el gobierno haya dejado al margen el idioma y las formas de expresión cultural propios recurriendo a “David Bisbal para o Día da Patria Galega e Bertín Osborne nun retorno permanente aos anos 80, como si o alcalde non quixera saír desa época”. La vulneración de la ordenanza de normalización lingüística fue otra de las cuestiones que denunció el BNG, junto con la “sumisión” del alcalde para con la administración central. La falta de concreción en las obras del acceso ferroviario al puerto exterior, la falta de compensación económica por el suelo ocupado por Defensa o las privatizaciones de servicios también fueron objeto de crítica por parte del Bloque.

El BNG pide al alcalde que convoque un debate sobre el estado de la ciudad