El Concello desbloquea las expropiaciones que retrasaron las obras de la calle Miramar

calle Miramar
|

El equipo de Rey Varela cerró ayer el proceso de licitación de la última de las obras que se prevén ejecutar en el barrio de Canido con cargo al Plan Urban, la reurbanización de la calle Miramar. El alcalde, José Manuel Rey, y el titular de Urbanismo, Guillermo Evia, anunciaron ayer el desbloqueo de los trámites de expropiación que retrasaron el inicio de las obras. El regidor local incidió en que el proyecto heredado del anterior mandato socialista era “inejecutable”, debido a que no estaban a disposición del Concello los terrenos necesarios para ejecutar los trabajos previstos. Rey Varela destacó las “intensas negociaciones” llevadas a cabo desde la concejalía de Urbanismo con varios propietarios de suelo en la zona y subrayó que, fruto de estas negociaciones, muchas de las expropiaciones no supondrán coste alguno a las arcas municipales.
El edil de Urbanismo cifró en 26.000 euros el precio de la expropiación de las dos parcelas afectadas por el proyecto y propiedad de una misma persona con la que el Concello cerró un acuerdo para poder completar la intervención. Evia explicó al respecto que se prevé que el próximo mes de octubre finalice el proceso y se liciten ya las obras pendientes en la calle Miramar, cuyo proyecto está ya en manos del gobierno local.
La intervención a acometer en este vial de Canido seguirá las líneas de los trabajos proyectados en las calles Máximo Ramos, Atocha, Estrella, Alonso López y Barrié de la Maza –que junto con las de la plaza del Cruceiro, el contorno del baluarte y el centro cívico completan las inversiones previstas por el gobierno local en el barrio–. “Se emplearán los mismos materiales y la imagen será similar”, apuntó Evia, que explicó que además se construirá un muro de contención en la zona, debido a que una de las propiedades está en una cota diferente a la calle. Esta tarea se realizará paralelamente a la reurbanización de la calle Miramar, para no retrasar más los trabajos, tal y como destacó el edil.
En lo que respecta a la ejecución de intervenciones pendientes en el municipio, el gobierno local procedió ayer a licitar las obras de rehabilitación del centro cívico de Ferrol Vello. El importe de la intervención asciende a 350.594 euros, cofinanciados con cargo al Urban, y el plazo para finalizar los trabajos se fijó en un año. Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas en los próximos 26 días naturales en el registro del Ayuntamiento.

El Concello desbloquea las expropiaciones que retrasaron las obras de la calle Miramar