El fiscal solicita cárcel para Pintos por los sucesos en la campaña de las autonómicas

|

La Fiscalía solicita que se le imponga a Xesús Anxo López Pintos, secretario comarcal de la CIG, una pena de dos años y nueve meses de cárcel por delito de atentado y  falta de lesiones a consecuencia de los sucesos que se produjeron en el arranque de la campaña electoral de las últimas autonómicas, el 4 de octubre de 2012, a las puertas del hotel Almirante. Como se recordará, el sindicalista fue detenido y denunció que había sufrido tortura por parte de agentes policiales en Comisaría.
Además de la citada pena de prisión, la Fiscalía requiere 20 días de multa, a razón de siete euros diarios, por una falta de coacciones y pide que el acusado indemnice a un agente de la Policía Nacional en la cantidad de 840 euros por las lesiones causadas, que según las conclusiones del Ministerio Fiscal fueron contusiones y tendinitis en la muñeca izquierda. López Pintos, según señala el mismo escrito, sufrió una herida inciso-contusa de 1,5 centímetros en la región frontoparietal izquierda y tumefacción y hematoma en el segundo de la mano derecha “como consecuencia del forcejeo que mantuvo con los agentes”.
Se da la circunstancia de que López Pintos cuenta con una condena en firme anterior de nueve meses de prisión por atentado y lesiones, a raíz de su participación en el conflicto laboral que se produjo en la Cofradía de Mariscadores de Mugardos en septiembre de 2001, por lo que una nueva condena podría significar su entrada efectiva en la cárcel.

el alcalde, a declarar
Los denunciantes son el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey; el presidente de la Diputación, Diego Calvo; los diputados Miguel Tellado e Hipólito Fariñas; la directora del Plan Ferrol, Natalia Barros y otros miembros del PP que participaban aquella noche en el acto de arranque de campaña en el hotel Almirante.  En el escrito de la Fiscalía se solicita que sean llamados a declarar Rey Varela, Calvo, Tellado y Fariñas, así como los agentes implicados.
Según el relato de los mismos que recoge el Ministerio Fiscal, cuando los participantes en el acto del PP quisieron salir, los manifestantes congregados a las puertas del hotel les tiraron huevos y petardos, por lo que la Policía Nacional procedió al desalojo de la vía pública, “momento en el cual algunos de los asistentes se enfrentaron a los agentes”.
Las conclusiones de la Fiscalía indican que Xesús Anxo López Pintos “se abalanzó” sobre un agente de la Policía sujetándolo por la camisa con una mano “y con la otra le golpeó el casco y se lo intentó sacar”. Una vez en comisaría, el escrito recoge que el acusado dijo “os voy a denunciar a todos, sois unos hijos de puta”.

El fiscal solicita cárcel para Pintos por los sucesos en la campaña de las autonómicas