El Somozas no pudo mantener la ventaja que había conseguido

000000000
|

área 11
estella

El Somozas tenía, en su visita al Izarra, una oportunidad de oro de meterse en la tercera eliminatoria de la Copa del Rey. El equipo navarro, acostumbrado a pelear en la zona noble en su grupo de Tercera, era consciente de la dificultad que le planteaba la visita de un rival que empezó con ganas, tratando de impedir que el cuadro local se creciera en los primeros minutos, en los que quiso imponer el factor campo. Pero los pupilos de Míchel Alonso fueron un sólido conjunto que no se inquietó y supo jugar con los nervios del contricante. Así, las llegadas del conjunto navarro no inquietaron la meta de Abraham y, con el paso de los minutos, el dominio del Somozas fue cada vez más claro, pero sin imponer un ritmo demasiado alto.
La primera opción visitante fue un tiro lejano de Rubén Gómez, que no encontró la portería local. Enfrente, el Izarra trató de dar un paso hacia adelante, pero la zaga visitante siguió cumpliendo, aunque en ataque las opciones no llegaban de forma clara para los visitantes. Pero antes del descanso, y en una acción dentro del área navarra, el colegiado señaló una pena máxima que Joseba Beitia no desaprovechó para poner el 0-1 en el marcador, con el que se llegó al intermedio.
Los locales, tras el paso por vestuarios, se vieron obligados a tirar hacia adelante, y aprovechando el factor campo, empezaron a generar peligro ante la portería del Somozas. Además los cambios le dieron un aire fresco al Izarra que, con el paso de los minutos, empezó a llegar de forma cada vez más clara al área visitante. Así, mientras el Somozas esperaba agazapado una buena opción a la contra para sentenciar el duelo, el cuadro local asumió riesgos y, cuando faltaban poco más de diez minutos, vio recompensado su esfuerzo con el empate, logrado por Álex Chico. Poco más hubo hasta el final del tiempo reglamentario, al que se llegó con la igualada a un tanto, dando paso al tiempo suplementario.
En él, en el primer cuarto ambos conjuntos no quisieron tomar riesgos, pero ya en el segundo los locales dieron el golpe definitivo con el inesperado tanto de Palacios, que desató la euforia en las gradas de un estadio Merkatondoa que enloqueció por completo con el tercer y definitivo tanto de Bruno cuando el partido llegaba a su fin, y que permitirá al conjunto navarro ser el único equipo de Tercera en la siguiente ronda. Un duro golpe para un Somozas que debe recuperarse para volver a la competición de liga el próximo fin de semana, en el que le aguarda un largo viaje hasta Guijuelo. n

El Somozas no pudo mantener la ventaja que había conseguido