Feijóo critica el alza de peajes en la AP-9 frente a la gratuidad en otras vías estatales

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (en el centro), acudió ayer al acto de inauguración de la Semana de la Carretera, en Santiago
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, alertó ayer de la “asimetría” que supone para Galicia el “crecimiento continuo de las tarifas” de la Autopista del Atlántico (AP-9), principal arteria de comunicación de la comunidad, mientras que en otras zonas de España las vías del Estado se convierten en libres de peajes o disfrutan de bonificaciones.

Lo manifestó en la sesión de apertura de la XXX Semana de la Carretera, donde estuvo acompañado de la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y donde exigió, tras reflexionar sobre la “asimetría” por el incremento de peajes de la AP-9, un modelo estatal de gestión de carreteras marcado tanto por la “responsabilidad económica” como por la “equidad territorial”.

Reivindicó que las carreteras forman parte “fundamental” del Estado de Bienestar, de cuya “correcta planificación, ejecución y conservación” dependen la seguridad de las personas, la vertebración del territorio, la competitividad de la economía y la calidad de vida de los ciudadanos.

Feijóo apuntó que, siendo gallego, se pueden constatar los avances en las carreteras en los últimos 20 o 30 años en España, “un país fantástico para comunicarse”. “Hemos mejorado de forma brutal”, reflexionó, e incidió en el descenso del número de víctimas de accidentes de tráfico, como también hizo posteriormente el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo.

En este punto, reiteró el objetivo del Ejecutivo autonómico de contribuir a consolidar un sistema que asegure que los ciudadanos disfrutarán en el futuro de las carreteras “más seguras, más sostenibles y mejor preparadas” para responder a sus necesidades de movilidad y de progreso económico. Al respecto, recordó que en Galicia, solo en la última década, la red de vías de altas prestaciones aumentó en casi un 70 por ciento, acercando “más y mejor” a los gallegos entre sí.

Para alcanzar este fin, Feijóo incidió en la importancia de las aportaciones de todos los sectores representados en esta semana española de la carretera y expuso, además, la necesidad de “definir el papel de las carreteras” en un contexto marcado por nuevos condicionantes, como la lucha contra el cambio climático y las emisiones contaminantes.

También aludió al desarrollo tecnológico y a la creciente cantidad de recursos públicos que se requieren para atender a las necesidades prioritarias, y que obliga a “un especial esfuerzo de eficiencia y racionalidad para conservar las ya existentes”.

Bajo la premisa de entender las infraestructuras viales como un factor de cohesión social, de dinamismo económico y de equilibrio territorial, defendió que, aún “en el peor de los contextos económicos”, Galicia “definió con claridad su modelo, poniendo en servicio 220 nuevos kilómetros de vías de altas prestaciones sin un solo peaje”.

“Y en las mismas circunstancias, aplicamos las primeras rebajas en las dos autopistas de peaje de competencia autonómica que ya existían”, reivindicó, subrayando que, en la actualidad, esas dos vías –las autopistas A Coruña-Carballo y la del Val Miñor–, se mantienen como las autopistas “más baratas” de España, con una bonificación en horario nocturno, a las que se añadirán, a partir del próximo año, descuentos para familias numerosas.

Feijóo critica el alza de peajes en la AP-9 frente a la gratuidad en otras vías estatales